Swift reabre su círculo en Gijón

Swift captura un rebote ante dos jugadores del Universidad. /  UCHA
Swift captura un rebote ante dos jugadores del Universidad. / UCHA

Quinientos espectadores acudieron al pabellón de La Arena para presenciar el debut del 'exNBA' en Primera Nacional

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Nada más terminar el partido entre el Círculo Gijón y el Universidad de Oviedo, una nube de niños -y algún que otro padre- rodeó el enorme corpachón de Robert Swift a la caza de una foto o un autógrafo. El debut del exjugador de la NBA con el equipo gijonés se convirtió en el gran reclamo de la mañana de ayer en el Pabellón de La Arena, que registró una entrada como no se recordaba desde hace muchos años para presenciar un partido de baloncesto. Swift, involucrado con su equipo y cercano con el público, no defraudó a los cerca quinientos espectadores presentes en las gradas.

La curiosidad por el estreno del antiguo jugador de los Seattle SuperSonics y los Oklahoma City Thunder asomó también en pequeños detalles. Algunos aficionados acudieron al pabellón con camisetas y sudaderas de equipos de la NBA, como los Lakers o los Celtics. Swift se llevó su primera ovación cuando su nombre sonó por megafonía en la presentación de las plantillas, aunque tuvo que esperar hasta el minuto 5.30 del primer cuarto para salvar a la cancha en sustitución de Rubén Suárez.

Con el dorsal 31 a la espalda -el mismo que lució durante su etapa en la máxima competición norteamericana-, Robert Swift disputó cerca de 25 minutos y firmó dieciséis puntos, catorce rebotes y cuatro tapones. Su presencia resultó intimidatoria para el Universidad de Oviedo, que en algunas acciones del partido se vio superado al tratar de defender al nuevo fichaje del Círculo Gijón.

«Era mi primer partido a nivel profesional en seis años y me he notado un poco oxidado»

En los minutos que pasó en el banquillo, Robert Swift demostró que ha encajado bien con sus nuevos compañeros, especialmente con sus compatriotas Johnson, Austin y Kuethe. A este último le une una relación que va más allá de lo estrictamente deportivo. Hasta el punto de que su presencia en el equipo ha resultado fundamental para que Swift se haya embarcado en el proyecto del Círculo Gijón.

Swift tardó cerca de quince minutos en enfilar los vestuarios al término del partido. El pívot norteamericano se hizo decenas de fotos con sus jóvenes seguidores e incluso posó con la mascota del equipo, 'Fresnete'.

Los días previos al partido se le hicieron largos a un Swift que admitió que «estaba muy ansioso por jugar». El jugador destacó el buen ambiente vivido en La Arena, así como el nivel de la categoría: «Es una buena competición. Se ve que todos tienen ganas de ganar y eso hará que se viva una temporada interesante».

Nacho Galán destacó el buen rendimiento ofrecido por Swift «teniendo en cuenta además que solo lleva con nosotros dos semanas». El técnico del Círculo, además, agradeció al público su acogida al nuevo fichaje. «El pabellón ha vuelto a ser el de hace muchos años. Esperemos que les haya animado para volver dentro de quince días», apuntó.

«Es mi primer partido a nivel profesional desde hace seis años y me he notado un poco oxidado todavía. Los siguientes partidos serán mejor todavía que este», aseguró Robert Swift. Su círculo como jugador quedó ayer reabierto en La Arena.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos