Sin tiempo para el descanso

El canterano Alonso Meana junto a Carlos Marco durante un entrenamiento.
El canterano Alonso Meana junto a Carlos Marco durante un entrenamiento.

Menos de 48 horas después de su último partido, el Unión Financiera recibe en Pumarín al Leyma Coruña con la duda de Artega

JAVIER LÓPEZ OVIEDO.

Prácticamente sin tiempo para recuperarse del duro encuentro del domingo en Azkoitia y que supuso la primer victoria como visitante del Unión Financiera Baloncesto Oviedo en el nuevo año, los de Carles Marco se volverán a vestir de corto esta noche para recibir desde las 20.45 horas en el Polideportivo de Pumarín al Leyma Coruña.

Con una racha de dos triunfos consecutivos los ovetenses intentarán ante el Coruña sumar una nueva victoria en la última jornada intersemanal de la campaña, que tan bien se les da a los azules este año al vencer en Coruña y en la visita del Tau a Pumarín. Para este partido Carles Marco tendrá la duda hasta el último momento del pívot Óliver Arteaga, quien ayer no se entrenaba junto a sus compañeros.

El de esta tarde es un encuentro que promete muchos puntos al medirse dos de los mejores ataques de la LEB Oro. Los ovetenses son el cuarto equipo que más puntos promedia por encuentro con una media de 78,9, mientras que los coruñeses se encuentran a sus espaldas con una cifra de 78,2 puntos.

El cuadro gallego que dirige Gustavo Aranzana se encuentra invicto en lo que vamos del 2018 al lograr imponerse en sus compromisos ante el Clavijo, Sammic Hostelería, último rival de los ovetenses, y esta pasada jornada al Araberri. Estas tres victorias sitúan a los coruñeses en la octava posición de la tabla con un balance de diez victorias y nueve derrotas, la última de ellas en el derbi regional ante el campeón de invierno, el Breogán de Lugo.

La plantilla gallega cuenta en sus filas con un jugador que volverá esta tarde a la que fue su casa durante la temporada pasada, Edu Hernández-Sonseca, que tan buenas sensaciones dejó en su paso por Oviedo, además de ser uno los culpables de la consecución de la Copa Princesa de Asturias de la que se cumplirá un año esta semana.

El pívot madrileño lidera la faceta reboteadora de los de Aranzana además de ser el segundo jugador con mejor valoración de toda la plantilla con una media de 7,5 puntos y 6,3 rebotes.

Destacable es la temporada del también madrileño Jorge Sanz. El base se encuentra en un gran momento de forma que le sitúan entre los mejores hombres de la LEB Oro, al promediar 8,6 puntos, 4,4 rebotes y 4,9 asistencias en los 26 minutos que disputa de media por partido.

El resto de pilares de una plantilla llena de jugadores de calidad la completan su máximo anotador, el escolta norteamericano Trevor Cooney que asegura 11,2 puntos por partido, el ala-pívot Dmitry Flis, el alero Jonathan Gilling, el base Zach Monaghan y el pívot Sergio Olmos.

La defensa azul deberá prestar especial atención a la hora de cubrir a Cooney y Gilling quienes cuentan con una buena muñeca en el lanzamiento desde el perímetro, con unos porcentajes de acierto en el triple superiores al cuarenta por ciento.

En el encuentro de la primera vuelta los de Marco se llevaron la victoria por 71-76 después de un magnífico último cuarto en el que anotaron 29 puntos, resarciéndose de un mal arranque de la segunda mitad.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos