El Tresa Basket Mar busca empezar el año con buen pie

Alberto Hevia. /  PETEIRO
Alberto Hevia. / PETEIRO

Las gijonesas se miden al Arxil con la previsible ausencia de Nordgaard, que no ha podido regresar de Estados Unidos por problemas burocráticos

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

El Ascensores Tresa Basket Mar arranca el año 2018 con el objetivo de reencontrarse con la victoria tras las dos derrotas consecutivas sufridas ante el Celta y el Ensino de Lugo antes del parón navideño. Las gijonesas reciben a partir de las 12.30 horas en La Tejerona al Arxil de Pontevedra, un equipo situado en la zona cómoda de la tabla y que afronta la segunda mitad del campeonato con relativa tranquilidad.

En principio, el técnico Alberto Hevia no podrá contar con una de sus piezas más importantes: Riley Nordgaard. A última hora de ayer, la jugadora norteamericana no había podido regresar a Gijón por unos problemas con su visado tras disfrutar de unos días de permiso en Estados Unidos. Se trataría de la única ausencia en el cuadro local para afrontar la cita.

El Tresa Basket Mar encara el nuevo año con el objetivo de sumar cuanto antes las victorias necesarias para garantizar su permanencia en Liga Femenina 2 la próxima temporada. El equipo gijonés ocupa en estos momentos la undécima posición en la clasificación, con dos triunfos de margen sobre los puestos de descenso. La dirección tantea el mercado en busca de alguna alternativa de garantías que permita dar un salto de calidad en la plantilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos