El Tresa Basket Mar no puede con el Arxil en su regreso a la competición

Chahrour bota la pelota ante la presión de una rival. /  CITOULA
Chahrour bota la pelota ante la presión de una rival. / CITOULA

Claudia Calvelo disputó su último partido con el equipo gijonés antes de ser traspasada al Ensino de Lugo

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

El Ascensores Tresa Basket Mar no pudo regresar a la competición con buen pie tras el parón navideño. El equipo gijonés cayó ante el Arxil de Pontevedra en un partido que se le empezó a poner cuesta arriba en el segundo parcial.

El primer cuarto estuvo marcado por la igualdad entre los dos equipos. En ese periodo del partido, el Tresa Basket Mar ofreció buenas sensaciones bajo el liderazgo de Claudia Calvelo. En los últimos minutos, no obstante, el marcador comenzó a inclinarse poco a poco a favor de las gallegas, que arrancaron el segundo parcial con cuatro puntos de ventaja: 20-24.

La igualdad quedó rota definitivamente al reiniciarse el partido. Buena parte del mérito recayó en la figura de Arantxa Mallou, que se destapó con dieciséis puntos y quince rebotes para el Arxil. Por parte del Tresa Basket Mar, Izabella Sangalli dio un paso al frente para asumir el liderazgo de su equipo, pero sus 19 puntos resultados insuficientes.

El último cuarto se inició con quince puntos de ventaja para el Arxil, una brecha insalvable para las locales. El Tresa Basket Mar termina la primera vuelta con dos victorias de ventaja sobre el descenso.

El partido de ayer sirvió como despedida para Claudia Calvelo, que deja el Tresa Basket Mar tras alcanzar un acuerdo para incorporarse al Ensino de Lugo. La jugadora gallega, nacida en Gijón durante la etapa en que su padre militó en el Gijón Baloncesto, llegó al club el pasado verano para convertirse en uno de los referentes del equipo en su debut en LF2. El Basket Mar recibirá una compensación económica por su traspaso. La dirección deportiva peina el mercado en busca de refuerzos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos