LEB ORO

El Unión Financiera se refugia en su búnker

El Unión Financiera se refugia en su búnker
Mouhamed Barro, durante los ejercicios de calentamiento, antes del entrenamiento de ayer en Pumarín. / PABLO LORENZANA

El equipo de Carles Marco recibe en Pumarín al Palencia, el conjunto más en forma de la categoría

HUGO VELASCO OVIEDO.

Veintiún días después y tras tres encuentros consecutivos lejos de su afición, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo retorna al fortín de Pumarín para medirse esta tarde, desde las 18.30 horas, al Chocolates Trapa Palencia, en uno de los partidos estrella de la vigésimo novena jornada de la LEB Oro.

El conjunto ovetense llega a este segundo encuentro de la semana tras el duro correctivo que sufrió el martes en su visita a la cancha del Castelló, donde cayó por 83-62 ante el equipo que dirige Toni Ten. Fue una derrota que aleja de manera definitiva a los azules de la lucha por la tercera posición de la tabla y les hace mirar más a sus perseguidores, con un Melilla que le vuelve a igualar a triunfos en la clasificación.

Por ello, Carles Marco -que no podrá contar con los lesionados Cárdenas y Arteaga- querrá mantener el buen hacer de sus hombres en el municipal ovetense, donde suman ocho victorias en nueve de sus últimos partidos como local. Aunque el objetivo de esta tarde no será fácil, puesto que reciben al rival más en forma de la segunda división del baloncesto nacional. El Palencia, además, no estará solo en Oviedo ya que contará con el apoyo desde la grada de la Peña Basket Morao.

Desde la llegada del técnico barcelonés Alejandro Martínez a mediados de febrero en sustitución del ovetense Joaquín Prado, el conjunto palentino se reencontró con el juego que se le presumía a inicio de temporada y encandenó seis victorias consecutivas. Una racha que aupó al campeón de liga de hace dos temporadas de la duodécima posición a la octava de la tabla.

Para su visita a Oviedo, Martínez no podrá contar con una de sus piezas clave, y uno de los jugadores referentes de la LEB Oro, el veterano ala-pívot donostiarra Urko Otegui, quien ya se perdió las tres últimas jornadas.

En cambio sí estarán sobre el parqué de Pumarín hombres como el escolta barcelonés Jordi Grimau y dos viejos conocidos de la afición carbayona: el ala-pívot serbio Nikola Cvetinovic y el escolta madrileño Andrés Miso. Entre los tres jugadores suman el treinta y ocho por ciento de los puntos del equipo palentino y cuentan con una buena mano tanto en el tiro interior como exterior.

Grimao es precisamente el máximo anotador, con una media de 12,3 puntos, a los que suma la obtención de tres rebotes y 2,4 asistencias de media por encuentro.

En la lucha sobre la pintura, el máximo exponente del cuadro palentino es el pívot norteamericano Dartaye Ruffin, con un promedio de 6,1 rebotes. Una faceta en la que Cvetinovic aporta 3,8 rebotes en cada una de sus participaciones.

A pesar del buen momento por el que atraviesa el equipo de Martínez, el Palencia cuenta con el tercer peor porcentaje de acierto en lanzamiento de dos, y es el noveno equipo que menos anota de media por partido, con un registro de 75,3 puntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos