El Unión Financiera no da tregua

El ovetense Fabio Santana entra a canasta ante la oposición del gallego Sergio Olmos. / HUGO ÁLVAREZ

Los ovetenses remontaron una desventaja de diez puntos en el último cuarto después de un mal arranque de la segunda mitad Firma su tercera victoria de la temporada ante el Leyma Coruña y afianza su liderato

HUGO VELASCO

Ante unas prácticamente despobladas gradas del Palacio de los Deportes de La Coruña, con poco más de 600 espectadores, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo supo sufrir ante el Leyma Coruña para mantenerse invicto y lograr la tercera victoria en tres jornadas, con las que se mantiene al frente de la clasificación de la LEB Oro.

El arranque del encuentro fue frenético con 27 puntos en los primeros cinco minutos y un gran acierto en el tiro exterior por parte tanto de los hombres de Carles Marco como de la escuadra local que dirige Gustavo Aranzana.

La presencia en el poste bajo de Romaric Belemene y Mouhamed Barro, que hicieron valer su superioridad física, permitió a los ovetenses lograr un parcial de 0-14 con el que alcanzaron su máxima renta del partido (8 puntos).

A pesar de lograr frenar durante cinco minutos el ataque coruñés con el trabajo en defensa, los locales no se rindieron y llegaron al final del cuarto a tan sólo tres puntos (20-23) después de un triple sobre la bocina de Dmitry Flis.

Con un juego más directo en el que se buscaba el lanzamiento interior, el segundo cuarto se inició con un parcial de 6-2 de los locales, con el que daban la vuelta al electrónico para ponerse nuevamente por delante. Una situación que duró poco gracias de nuevo a Belemene y los puntos de Drew Maynard, con los que los carbayones se fueron al descanso con una ventaja mínima (38-39).

A diferencia del ritmo frenético con el que se inició el encuentro, la segunda mitad tuvo unos primeros minutos llenos de imprecisiones en ataque en las dos partes de la cancha. Tal fue el despropósito ofensivo que tan sólo se lograron diez puntos en cinco minutos, aunque con un parcial de (8-2) para los de Aranzana.

Los coruñeses, bajo el liderazgo de Jonathan Gilling y Flis, se aprovecharon de la mayor falta de acierto en los últimos pases del Unión Financiera, que a los siete minutos de cuarto, solo llevaba cinco puntos, para tomar una ventaja que parecía casi insalvable al llegar a los dos dígitos: 10 puntos (57-47) al final del último cuarto.

Pero en una nueva machada épica, como a las que acostumbra todos los años el OCB, los de Marco redujeron en dos minutos y medio la diferencia a un punto (57-56) y, a los cuatro minutos, ya iban por delante (59-60). Una remontada que tuvo su continuidad hasta el final para encadenar su octava victoria consecutiva ante el conjunto coruñés.

Los ovetenses tendrán ahora tres días para preparar el compromiso del sábado en Pumarín (18.30 horas) ante el Sáenz Horeca Araberri.

Fotos

Vídeos