LIGA FEMENINA 2

El Víctor Antuña Adba reacciona tarde en Azkoitia

Juanjo García con sus pupilas en un tiempo muerto. /  MARIETA
Juanjo García con sus pupilas en un tiempo muerto. / MARIETA

Las avilesinas llegaron con opciones al tramo final del encuentro ante un rival directo, pero se quedaron sin fuerzas

SANTY MENOR AVILÉS.

El Inmobiliaria Víctor Antuña Adba despidió el año con derrota ante un rival directo como el Añares Rioja Iraurgi (81-64). Aunque el marcador no refleja ni la diferencia real entre ambos equipos ni la que hubo en el partido de ayer, lo cierto es que las locales se mostraron sólidas durante todo el partido, haciendo valer el factor cancha.

81 AÑARES RIOJA

0 ANTUÑA ADBA

Añares Rioja ISB:
Nicole Harris (4), Araia Peña (14), Intza Lizarazu (15), Erika Livermore (26) y Harriet Bende (10) -equipo inicial- Garazi Arregui (2), Libe Villar (3), Maite Zubizarreta (3), Itsasne Zabaleta (2), Katja Kotnic y Nerea Soraluze (2).
Inmobiliaria Víctor Antuña Adba:
Andrea Malanda (4), Isis Thorpe (21), Joana Ferreira (4), Raquel Navarro (4) y Ashley Beals (14) -equipo inicial- Piki (6), Sara Fraile (3) y Noelia Pariente (8).
Parciales:
21-15, 18-12 (39-27, descanso), 16-20 (55-47) y 26-17 (81-64, final).
Árbitros:
Jon Pérez y Rubén Paris.

Después de un primer cuarto bastante igualado, un bajón avilesino en los últimos minutos hizo que la diferencia para las locales fuera de seis puntos, la cual pudieron aumentar levemente en el segundo para irse al descanso 39-27 arriba. El Adba no era capaz de frenar a la mejor jugadora de las guipuzcoanas, Erika Livermore, ni tampoco la sangría de rebotes.

Sin embargo, la charla táctica de Juanjo García al descanso hizo mella, hasta el punto de que el Adba se consiguió meter en el partido, con diferencias menores de diez puntos y opciones para la remontada. Entonces marcó la mayor rotación local, pues al escaso banquillo habitual del conjunto avilesino se unió un exceso de faltas que acabó condicionando las rotaciones del técnico tinerfeño.

El Añares Rioja llegó más entero al último cuarto y acabó por sentenciar un partido en el que el Adba pagó muy caros sus errores y su falta de regularidad a lo largo de los cuarenta minutos, pues en los momentos en los que mostró su mejor nivel se vio que pudo competir ante un equipo que también está luchando por la salvación a pesar de contar con buenas jugadoras.

Con este resultado, el Inmobiliaria Víctor Antuña Adba se va de vacaciones fuera del descenso, aunque ya con tan solo una victoria de margen con respecto al Segle XXI. Las de Juanjo García, eso sí, están a otra del Ascensores Tresa Basket mar, que también está en la pomada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos