El Comercio

Los jovellanistas mantienen el tipo la primera mitad

  • Las pérdidas de balón condenaron al conjunto gijonés en la segunda parte en la que no tuvo una buena intensidad defensiva

El Gijón Jovellanos perdió en Pontevedra ante el Cisne en su primer ecuentro de la temporada (32-26). Los jovellanistas funcionaron a ráfagas y no encontraron continuidad en su juego, salvo en el inicio del partido en el que estuvieron en algunos momentos por delante en el marcador.

En la primera parte, el comienzo fue bueno para los gijoneses. La eficacia de Carlos García y Alberto Molina dieron la primera ventaja a los rojillos, aunque los locales dieron la vuelta al resultado (5-3). Sin embargo, los de Cotelo reaccionaron con otros dos tantos del citado Molina y Echarri pusieron a los suyos por delante de nuevo (5-6). Sin embargo, la fluidez en ataque de los visitantes no tuvo incidencia en el marcador, ya que en defensa los jovellanistas no fueron intensos y se fueron al descanso tres tantos abajo (15-12).

En la segunda mitad, hasta el minuto diez hubo igualdad en el marcador, pero los errores en el pase propiciaron pérdidas por las que los locales cobraron una diferencia favorable de 10 tantos. En el tramo final del choque, los gijoneses, que tuvieron en Juanjo, Pablo y Molina a sus mejores hombres, maquillaron el resultado con cinco goles consecutivos.

El Gijón Jovellanos recibirá el sábado al MMT Zamora, uno de los equipos que aspiran a jugar por el ascenso.