El Comercio

Jessica con la selección.
Jessica con la selección. / EFE

La medallista olímpica Jessica Alonso se retira

  • La jugadora gijonesa, bronce en Londres, tuvo la opción de seguir jugando, pero ha optado por continuar sus estudios de Fisioterapia

Jessica Alonso (Gijón, 1983) decidió esta temporada colgar las zapatillas tras casi tres lustros jugando en categoría nacional. La jugadora más laureada del balonmano asturiano tuvo la opción de seguir viviendo del deporte de su vida en el Cleba León o en el Mavi La Calzada, pero ha optado finalmente por acabar los estudios de Fisioterapia que cursará en la Universidad de Oviedo.

Sin duda, el momento culmen de su carrera deportiva fue cuando logró el tanto decisivo para que España consiguiese la medalla de bronce en los Juegos de Londres.

Tras los mismos tuvo que ir a buscarse la vida a Serbia al RK Zajecar después de que el Itxaco de Estella desapareciese. En este club navarro, durante seis temporadas, Jessica ganó cuatro Ligas ABF consecutivas de 2009 a 2012, tres Copas de la Reina y tres Supercopas de España, mientras que en la campaña 2007-2008 perdió la final de la Copa EHF, pero un año más tarde la ganó al Leipzig, anotando 3 goles en el partido de vuelta. Posteriormente, en la 2010-11 disputó la final de la Liga de Campeones. Tras su etapa balcánica jugó en Francia en Le Havre y Beçancon, su último equipo en el que ya anunció en marzo que meditaba dejar el balonmano.

Jessica residirá ahora en León con su pareja, el también gijomés Diego Dorado, ayudante de Rafa Guijosa en el Ademar, club en el que se encarga de la base.