El Comercio

El Gijón Jovellanos se estrena en el Palacio contra el difícil Zamora

Cotelo, en el centro, con Abel y Dorado, en la última sesión preparatoria de la semana.
Cotelo, en el centro, con Abel y Dorado, en la última sesión preparatoria de la semana. / DAMIÁN ARIENZA
  • El entrenador Sergio Cotelo solo tiene la baja del pivote Rionda para enfrentarse a uno de los favoritos para el ascenso

El Gijón Jovellanos jugará hoy ante el Seguros MMT Zamora su primer partido esta temporada ante sus incondicionales (20 horas, Palacio de Deportes).

El equipo gijonés, totalmente renovado, es consciente de que el encuentro de esta tarde no es de su liguilla particular, porque su rival es de los favoritos para estar la próxima temporada en la Liga Asobal. Será un duelo de polos opuestos al ser dos conjuntos con dos objetivos bien diferenciados esta campaña. Los rojillos pelearán por la permanencia y los castellanos por clasificarse para la fase de ascenso a la máxima categoría.

Así las cosas, el choque será un buen test para los gijoneses con vistas a intentar ganar el próximo sábado al recién ascendido Cajasur Córdoba.

El técnico Sergio Cotelo tiene claro sobre el choque de hoy que «recibimos a uno de los equipos favoritos para ascender, que mantiene el bloque principal de temporadas pasadas y que juega casi de memoria». Además, matiza que «viene de ganar en la primera jornada a otro de los gallitos de la categoría como es Teucro, que descendió de Asobal».

Tras la derrota hace siete días en Pontevedra contra el Cisne, Cotelo explica que «nosotros, como equipo en construcción, tenemos que hacer un partido muy serio en defensa y minimizar errores en ataque para poder ganar el partido».

Aunque en labores de contención, los locales se verán limitados, «pues tenemos la baja de Pablo Rionda por fractura de la falange distal del dedo meñique mano derecha, que lo tendrá apartado varias semanas de las canchas, por lo que perdemos un efectivo importante».

Campaña de abonados

El Gijón Jovellanos continúa con su campaña de abonados, que llega casi a los 400. El club gijonés espera un tirón importante tanto en este cuentro de hoy como el de la próxima semana contra el Cajasur Córdoba.