El Comercio

Rubén lanza ante la oposición de un jugador pucelano en el partido disputado ayer en el polideportivo de Vallobín.
Rubén lanza ante la oposición de un jugador pucelano en el partido disputado ayer en el polideportivo de Vallobín. / JOSÉ G. PALOMA

Tablas en el debut en casa del Cronistar

  • El equipo ovetense remontó en el tramo final del partido, pero el Gerovida empató en los últimos segundos del encuentro

El Cronistar Oviedo Balonmano rubricó su excelente comienzo liguero con un empate (22-22) ante el Gerovida Arroyo vallisoletano, en su estreno en casa, tras su victoria a domicilio en la primera jornada contra el Guadalajara.

El empate supo victoria, ya que los de Falo Méndez presentaron numerosas bajas. Abrió el marcador el conjunto pucelano, pero reaccionaron rápido los locales con un parcial de 7-0 en menos de diez minutos.

A partir de ese momento, el partido entró en una fase de tranquilidad y los goles cayeron alternativamente en una y otra portería, circunstancia por la que los carbayones manejaron toda la primera mitad cómodas ventajas, nunca menores de cuatro goles, para llegarse al descanso con 11-7 en el marcador.

A los diez minutos de la reanudación, el Cronistar cobró una buena ventaja (15-10). Pero después el cansancio, las bajas, dos exclusiones y la escasa profundidad de banquillo propiciaron que los castellanos consiguieran dar la vuelta al resultado (17-18). A poco más de un minuto para el final, Juan Echevarría puso el 22-21, pero a falta de quince segundos Miguel Lacasa obtuvo el empate definitivo.

El Cronistar visitará el próximo domingo al filial del Ademar.