El Comercio

Dani Berrio da indicaciones durante un entrenamiento de pretemporada.
Dani Berrio da indicaciones durante un entrenamiento de pretemporada. / PATRICIA BREGÓN

«El objetivo es mejorar cada semana»

  • El club cerró ayer el fichaje de la opuesta junior Lucía Cerra, procedente del Oviedo, que completa la plantilla

  • Dani Berrio, entrenador de La Curtidora, analiza la nueva etapa del equipo avilesino en Primera Nacional

Dani Berrio es un pilar fundamental dentro de La Curtidora. Con dieciocho temporadas en la entidad a sus espaldas, ha dirigido equipos de todas las edades y en prácticamente todas las categorías. Sin embargo, los últimos dos cursos fue el encargado de llevar las riendas del primer equipo en Liga Femenina 2, la cota más alta a la que ha llegado el conjunto avilesino a lo largo de su historia.

Por tanto, cuando en verano conoció de primera mano la decisión del club de descender voluntariamente a Primera Nacional, tanto el preparador local como las jugadoras que habían decidido continuar en la plantilla recibieron «un palo». Sin embargo, Berrio asegura que «está más que olvidado y ahora lo que sentimos en el vestuario es ilusión, ganas de comenzar la temporada después de seis semanas de entrenamientos y de conocer a nuestros nuevos rivales».

El entrenador analiza la confección de la plantilla y los objetivos de la presente temporada. «Hemos cambiado a la mitad de la plantilla y se ha incorporado gente del juvenil, del equipo autonómico y tres fichajes que ha realizado Javi -Díaz, el presidente- que nos van a venir muy bien». El último de ellos, cerrado ayer, es Lucía Cerra, opuesta juvenil de 1,75 metros que procede del Oviedo de Segunda Nacional. «Algunas jugadoras se han incorporado tarde y deben adaptarse a nuestro método de trabajo, aunque estoy contento con el equipo formado». ¿El objetivo? «No me marco metas. Mejorar semana a semana y la competición nos dirá en qué lugar estamos».

Por motivos económicos y logísticos, el conjunto avilesino disputará este fin de semana, el del debut liguero, un total de dos encuentros. Aprovechando el viaje a Madrid, La Curtidora iniciará el curso mañana a las ocho de la tarde frente a Tres Cantos, para hacer lo propio el domingo a la una del mediodía frente al Recuerdo. «Evidentemente cuando juegas dos partidos en un fin de semana, ambos se condicionan entre sí y no es fácil para las jugadoras. Pero, visto de otra manera, y sin entrar en el tema económico, también es verdad que nos ahorramos un viaje a Madrid», valora el técnico.

Por tanto, «si tenemos en cuenta que Tres Cantos es un recién ascendido y Recuerdo el campeón del año pasado, lo ideal sería ganar y coger confianza el sábado, sin desgastarnos demasiado, para llegar con opciones al partido del domingo». En cualquier caso, «a diferencia de en Superliga 2, aquí en Primera es más complicado ver vídeos de los rivales y a veces no sabes muy bien lo que te puedes encontrar. Por eso en pretemporada quisimos jugar con todos los equipos cercanos posibles de la categoría».