El Comercio

Víctor Álvarez se eleva por encima de Mamri.
Víctor Álvarez se eleva por encima de Mamri. / PAÑEDA

El Grupo se queda sin remontada

  • El conjunto que prepara Chechu Villaldea, tras una mala primera mitad, estuvo a punto de dar la vuelta al resultado en una gran segunda parte

El Grupo mereció al menos el empate ante el Carabanchel, ante el que perdió 28-29, pero la mala primera parte le pesó demasiado. En la segunda, con un Carlos Prendes espectacular en ataque, estuvo a punto de salvar un punto, pero los postes jugaron en contra de los locales.

Los hombres que dirige Chechu Villaldea no salieron centrados y el 'siete' madrileño mandó en la cancha, tanto en defensa como en ataque. Solo la actuación del meta Jorge Martínez evitó que la derrota fuera aún más abultada al descanso.

De mano, el Carabanchel hizo un parcial de 0-3 con tantos de Rubén Sánchez, Martín Llopis y el central Juan Muñoz, 'motor', del conjunto visitante, que fue campeón de Europa con la selección júnior.

Intentó reaccionar el Grupo, con un Víctor Álvarez con muchas ganas tras regresar al equipo después de su ausencia en la Copa. Sin embargo, los errores en el pase propiciaron que el Carabanchel aprovechase para abrir brecha en el marcador (3-7). Juan Muñoz, de nuevo, y el gigante lateral Álvaro Arenas no dieron opciones a los grupistas, que veían cómo el conjunto madrileño logró hacia la mitad de estos 30 minutos iniciales una distancia de cuatro tantos (5-9).

Los fallos en ataque y el poco acierto en la finalización de las jugadas abrieron aún mayor diferencia en el marcador del Braulio García, ya que ambos equipos se fueron a los vestuarios con un 10-15 que dejaba clara la situación.

Tras el descanso llegó la reacción grupista, aunque la ventaja de los madrileños no se aminoró hasta el tramo final del partido, en el que Jorge Martínez volvió a evitar lo peor para los hombres de Villaldea.

El Grupo perdía por siete tantos a quince minutos para el final (18-25), pero poco a poco redujo distancia con el acierto de Víctor Álvarez y Jano, pero sobre todo de Carlos Prendes, que logró siete dianas en esta segunda parte hasta poner el empate a 28 en el marcador, aunque Manri hizo el tanto de la victoria madrileña. Con este tanteador, Víctor estrelló dos balones en la madera y erró un lanzamiento con el reloj parado.