El Comercio

El Grupo tratará de aumentar la distancia con la zona de descenso

El grupista Álex Santos lanza en el partido ante el Carabanchel.
El grupista Álex Santos lanza en el partido ante el Carabanchel. / J. P.
  • Con la baja del pivote Alexis, espera vencer a un duro Torrelavega en el que brillan los asturianos Maxi y José Carlos Hernández

El Grupo Covadonga espera encadenar una nueva victoria esta tarde ante el Torrelavega (18.30 horas) para colocarse en una situación más cómoda en la tabla y, así, huir de la zona peligrosa de la tabla. Los hombres que prepara el exinternacional Chechu Villaldea afrontan el choque de hoy con la buena dosis de moral que reportó el triunfo -con remontada incluida- del pasado miércoles en la cancha del Tolosa. Los gijoneses son conscientes de que ganar al conjunto cántabro reportaría una gran tranquilidad para afrontar este tramo inicial de la temporada.

El Torrelavega, pese a que ser un recién ascendido, es un clásico de la categoría y tiene jugadores con mucha experiencia, como el central Eugenio, el exjovellanista Maxi Cancio y el extremo asturiano José Carlos Hernández, entre otros.

Villaldea es consciente de que «habrá que pelear duramente el partido, porque el Torrelavega es un equipo con muchas tablas, que tiene en sus filas jugadores profesionales, entre los que destaca Eugenio, que fue central del Teka, o Maxi Cancio, que es muy completo».

Además, el preparador grupista advierte de que el rival «defiende seis cero, aunque alterna también defensas abiertas, y tiene dos extremos muy rápidos, que finalizan muy bien». Villaldea tiene claro que «el Torrelavega es de los equipos que van a estar en la parte alta de la tabla, por lo que tendremos que salir muy intensos».

El preparador grupista solo tiene la baja del pivote Alexis Fernández, que se lesionó en Tolosa en la última jornada. El batallador jugador avilesino se someterá hoy a una ecografía antes del encuentro para saber el alcance de la lesión, que casi con seguridad será una rotura de fibras en la zona del tobillo. Podría darse la circunstancia de que no jugase el central Víctor Álvarez, que está a punto de ser padre por segunda vez, aunque se confía en que esté esta noche en el parqué del Braulio García.

Sin duda, su participación es vital para los grupistas, que gracias a su acierto y al empuje del pivote Carlos Prendes, sin olvidar la seguridad que siempre aporta Jorge Martínez desde la portería, fue determinante para conseguir hace tres días una importantísima victoria en tierras guipuzcoanas.

El duelo entre gijoneses y cántabros tiene todos los ingredientes para ser un partido en el que, a buen seguro, se verá balonmano de gran altura al tratarse de dos equipos con jugadores de mucha calidad.