El Comercio

El Toscaf Atlética suma y sigue

Aitor, antes de lesionarse, con Fidalgo detrás.
Aitor, antes de lesionarse, con Fidalgo detrás. / MARIETA
  • El conjunto avilesino continúa segundo en la tabla tras vencer con eficacia al Colindres en un choque del que salió lesionado Aitor

El Cafés Toscaf Atlética Avilesina continúa con su gran arranque liguero esta temporada. El conjunto dirigido por Juan Muñiz se deshizo ayer en La Magdalena del Colindres cántabro (28-23), firmando un total de cuatro victorias en las primeras cinco jornadas de competición que le mantienen segundo en la tabla, empatado a puntos por el momento con un Soria que visita hoy al complicado Ademar B.

Dentro de un encuentro en el que los locales jugaron a ráfagas, certificando el triunfo en quince minutos mágicos, lo más negativo fueron las lesiones de Aitor y Ramón. El primero sufrió un problema muscular a los pocos minutos de iniciarse el partido y el segundo se retiró cojeando en la segunda mitad, con un problema en el tobillo que no parecía leve.

Cuando en el Barça falta Messi, Neymar y Suárez se tienen que echar el equipo a la espalda y eso hicieron Fidalgo, Murias y Jaime ante la ausencia de un Aitor que cada partido se erige como el máximo goleador y el mayor peligro cafetero en ataque. Murias estuvo más que fino desde el extremo, firmando goles de rosca que levantaron a la grada, Fidalgo dio en el segundo período una auténtica 'máster class' de finta y lanzamiento y Jaime estuvo igual de incisivo y valiente que siempre, pero más acertado que, por ejemplo, ante el Cronistar Base Oviedo el pasado miércoles.

Tras un inicio igualado, con dos equipos muy abiertos que cometían errores ofensivos y defensivos a partes iguales, un tiempo muerto de Juan Muñiz centró al Toscaf, que con un parcial de 4-0 rompió el partido y se fue al descanso 16-10. El buen momento tanto de Cristian Ferreiro en la portería como de sus compañeros continuó en el inicio de la segunda mitad y un 20-11 a los 35 minutos de encuentro dejó claro que los dos puntos se iban a quedar en La Magdalena.