El Comercio

El Base Oviedo quiere reconciliarse como local

  • El preparador del equipo carbayón, el avilesino Falo Méndez, repite convocatoria frente al Pinto madrileño

El Cronistar Base Oviedo retorna a la competición de Primera División Nacional en el polideportivo municipal de Vallobín con la visita del Balonmano Pinto (18.30 horas) en partido correspondiente a la quinta jornada.

El equipo madrileño es undécimo en la clasificación, con solo un punto de ventaja sobre los jugadores que prepara el veterano técnico avilesino Falo Méndez. Los ovetenses intentarán reconciliarse en este encuentro con su afición después de tres derrotas consecutivas, que les han relegado a la parte baja de la tabla.

El preparador del conjunto carbayón ha preparado con intensidad el encuentro a lo largo de la semana y confía en que los suyos vuelvan por la buena senda del inicio liguero.

Los carbayones afrontan el partido sin novedades con respecto al último partido. En este sentido, la convocatoria será casi la misma desde que comenzó de la temporada al incluirse en la lista los juveniles Gonzalo Castaño, Nicolás Rinaldi, Ignacio Álvarez y Ramón de Villegas, quienes están adquiriendo buena experiencia en la categoría.

Por su parte, el Balonmano Pinto se presenta en Oviedo con la moral por las nubes tras la victoria cosechada el pasado sábado, en el Pabellón Municipal Sandra Aguilar, ante el Balonmano Santoña por un apretado 28-27.

El choque entre ovetenses y madrileños será arbitrado por los colegiados Marinela Marginean y Kalina Veselinova, del Colegio de Castilla y León.

En la misma categoría, la Atlética Avilesina rinde visita al Balonmano Soria (19.30 horas, polideportivo municipal de San Andrés), en partido de la quinta jornada, que será arbitrado por Adrián López Marcuello (Aragón) y Alba Currás Estévez (Navarra).

El técnico Juan Muñiz perderá un mes a su mejor hombre, Aitor, con una rotura de fibras. A las bajas se suman los lesionados Ramonín, René, Curro y Veleda, mientras que Diego Canal y Alejandro Fidalgo tienen un leve esguince de tobillo, aunque el preparador avilesino les utilizará algunos minutos ante el importante número de bajas.