El Comercio

Un mermado Gijón Jovellanos tratará de traerse el triunfo de Bordils

  • El técnico Sergio Cotelo dice que «tenemos que hacer un esfuerzo extra ante las importantes bajas que tenemos»

El Gijón Jovellanos se presenta en la cancha del Bordils (20 horas) después de dos semanas consecutivas en las que sufrió las lesiones de dos sus jugadores más importantes: el central Alberto Molina y el lateral Richi Díez.

Pese a este duro golpe, los rojillos, que realizaron ayer un larguísmo desplazamiento por carretera a tierras catalanas, confían en dar batalla ante un conjunto catalán, décimo clasificado con dos victorias y dos empates.

Además, Gerona representa un grato recuerdo para el conjunto gijonés, ya que logró allí el ascenso en la temporada 2010-2011, aunque de aquella plantilla solo queda Pablo Fernández.

El técnico Sergio Cotelo se encuentra ante la dificultad de suplir a Richi Díez, que se lesionó el pasado sábado y será baja casi un mes. El central David Plaza, teórico relevo de Molina, entra cada vez más en la dinámica del equipo tras dos semanas de entrenamiento. Quien se ha reincorporado es Pablo Rionda. El pivote gijonés se fracturó un dedo de la mano en la primera jornada de Liga y está ya disponible.

Cotelo, con las dudas de Iván Álvarez y David Ortega, destaca del Bordils que «es un equipo que se encuentra muy bien respaldado en su cancha, pese a que se fue al Bidasoa Edu Nono, su mejor jugador la campaña anterior». Reconoce que «es un partido importante al ser un rival directo y tenemos que hacer un esfuerzo extra para suplir las bajas».