El Comercio

BALONMANO | D. HONOR PLATA MASCULINA

Cara para el Grupo Covadonga y cruz para el Jovellanos

El Grupo Covadonga obtuvo ayer ante el Zarautz (30-25), en el Braulio García, su cuarta victoria liguera consecutiva, que le encarama hacia las posiciones altas de la tabla de la División de Honor Plata.

El triunfo grupista se cimentó en la brillante actuación del meta Jorge Martínez, junto a la aportación en una excelente segunda parte de los veteranos Víctor Álvarez y Carlos Prendes.

El Grupo decidió en el tramo final del encuentro, cuando sacó provecho de una exclusión de los guipuzcoanos para adquirir su mayor diferencia (25-21). El Zarautz lo intentó sin portero y Víctor Álvarez aprovechó para rematar la faena con dos tantos con la meta totalmente vacía (28-21).

Por su parte, el Gijón Jovellanos sufrió una dura derrota en la cancha del Bordils (30-15) en un partido en el que estuvo muy condicionado por la tarjeta roja que recibió Pablo Fernández nada más iniciarse el encuentro.

A los 26 segundos de iniciarse el choque, los colegiados andaluces le mostraron la cartulina roja al interpretar que el jugador gijonés defendió antirreglamentariamente al golpear a un atacante local en la cara. Pese a quedarse sin un hombre clave, los jovellanistas hicieron una digna primera parte. Sin embargo, tras el descanso, los gijoneses, dadas las importantes ausencias de Molina y Richi, lesionados, apenas tuvieron opciones de hacer oposición a un conjunto gerundense que se vino arriba.

El Gijón Jovellanos reanudará la Liga, tras el parón de esta próxima semana, contra el Teucro en el Palacio.