El Comercio

Juan Muñiz y Chus Corao, técnicos del equipo avilesino.
Juan Muñiz y Chus Corao, técnicos del equipo avilesino. / MARIETA

El Toscaf necesita alimentar la ilusión ganando al Salamanca

  • Con el equipo diezmado por las lesiones y tras la derrota con el Safa, «hay que ganar para seguir arriba», dice Juan Muñiz

El polideportivo de La Magdalena tiene que ser a partir de las 18 horas el fortín del Toscaf Atlética en un partido más difícil de lo que pueda reflejar la clasificación, en la que los avilesinos son cuartos y el visitante de hoy, el Ciudad de Salamanca, decimosegundo, con once y seis puntos, respectivamente. Tras la derrota sufrida en Madrid ante el líder Safa, el equipo avilesino necesita sacar adelante este compromiso para seguir en pelotón principal.

Razones para estar en guardia tiene el técnico avilesino Juan Muñiz, por la precariedad con la que puede trabajar por semana debido a las lesiones, por ausencias de capital importancia que se prolongan, y también porque «el Salamanca es un equipo recién ascendido que tiene gente joven muy dinámica y un par de buenos refuerzos de la categoría. Además, vienen de ganar bien al Ademar», un partido que Muñiz presenció en el retorno de su visita al Safa.

Respetando y valorando a los 'charros', lo que preocupa son las carencias en la preparación de los partidos: «No se pueden hacer entrenamientos de calidad, muchos días solo podemos tener a ocho jugadores 'sanos'. Aitor y Ramonín siguen de baja, Tejerina y Veleda no pueden entrenar por trabajo, Fidalgo y René tienen que estar entre algodones para llegar a los partido en mínimas condiciones, por lo que no participan en la parte más intensa», casi lo mismo que el portero Coque, ya de regreso a la actividad del grupo tras unas semanas de ausencia tras lesionarse.

Un panorama complicado pese a lo cual el partido hay que sacarlo adelante: «Es vital porque en casa no podemos ceder puntos y la gente quiere mantener la ilusión de estar entre los de arriba. Es un momento complicado y hay que superar las dificultades de la mejor forma, empezando por ganar al Salamanca porque nos vendría muy bien a todos los niveles», recalcaba el técnico avilesino antes de iniciar la sesión definitiva de ayer en La Magdalena, para ultimar el trabajo de otra semana difícil en la preparación diaria.

Ramonín, al quirófano

Las noticias de los lesionados no son precisamente buenas y la semana se cierra con la confirmación de que Ramonín tendrá que pasar por el quirófano por la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla, por lo que el joven extremo se pierde lo que resta de temporada. En cuanto al goleador del Toscaf, Aitor, aún deberá permanecer cuatro semanas desactivado porque su rotura muscular, en el gemelo, cicatriza poco a poco: «Con estas lesiones hay que tener paciencia», dice Muñiz.