El Comercio
Sergio Cotelo.
Sergio Cotelo. / D. MORA

El Gijón Jovellanos quiere iniciar con buen pie la segunda vuelta

  • Los gijoneses, con la duda de Juanjo Ruesga, se enfrentan al Cisne en el Palacio

El Gijón Jovellanos espera romper su mala dinámica de resultados esta noche contra el Cisne de Pontevedra (20 horas, Palacio de Deportes), en partido de la jornada 16 -el primero de la segunda vuelta- de la División de Honor Plata masculina. El encuentro será dirigido por los colegiados madrileños Bernardino Fernández García y Raúl Rodríguez Díaz.

Los rojillos son colistas en una temporada marcada por las lesiones. A principios de octubre cayó el central Alberto Molina, su fichaje 'estrella' esta temporada, y dos semanas después Richi Díez, hombre clave en defensa. A los dos exjugadores del Ademar se unió después el meta ovetense Nacho Fernández, que apenas pudo jugar desde el derbi ante el Grupo del pasado mes de noviembre aquejado de dolores en la espalda, sin olvidar que Juanjo Ruesga apenas pudo jugar en ataque los últimos partidos por problemas en un hombro. A pesar de esta serie de adversidades, el equipo se ve con opciones de remontar al quedar aún media temporada.

El técnico Sergio Cotelo tiene para el partido de hoy la duda del lateral Ruesga con problemas en un hombro y parece poco probable que pueda ser utilizado. Los demás continúan en proceso de recuperación, por lo que el preparador gijonés espera contar con alguno ellos en próximas jornadas. Richi y Nacho, al menos, podrían entrar en los siguientes encuentros que se jugarán este mes.

Cotelo dice que «el rival es difícil, porque está inmerso en el 'play off', pero el parón nos ha venido bien y el equipo está con ánimo y ganas de retomar la competición de cara a cambiar la dinámica e intentar la salvación».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate