«Para jugar la fase tenemos que ganarlo todo»

El primera línea gijonés Víctor Tejerina intenta lanzar a portería en una foto de archivo.
El primera línea gijonés Víctor Tejerina intenta lanzar a portería en una foto de archivo. / MARIETA
  • Víctor Tejerina, artífice del triunfo del Toscaf Atlética sobre el Safa el pasado sábado, no ve margen de error para luchar por ascender

Víctor Tejerina (Gijón, 1995) se convirtió el pasado sábado en el héroe inesperado del Cafés Toscaf Atlética Avilesina, que con su victoria ante el Safa Metlife se ha metido de lleno en la lucha por la fase de ascenso a División de Honor Plata. Pese a que es un fijo en los planes de Juan Muñiz desde que llegara al club en 2013, el gijonés destaca más por su conducción del juego que por anotar, aspecto en el que destacan más sus compañeros Aitor, Jaime, Fidalgo y Murias.

Sin embargo, con empate a 21 goles en el marcador y menos de un minuto por delante, el primer línea del Toscaf tomó la responsabilidad, se fue directo a por sus defensores e introdujo el balón dentro de la meta del internacional junior Antonio, previo bote en la pista. Todo el polideportivo de La Magdalena estalló al unísono, aunque el menor de los Tejerina no fue consciente de la importancia de su tanto hasta pasados unos instantes. «Cuando cogí el balón no sabía cuánto quedaba, estaba muy concentrado en hacer mi juego. Me di cuenta después de marcar, que miré el marcador y el Safa pidió tiempo muerto», reconoce con suma tranquilidad.

Segundos después la bocina indicaría el final del partido y el Toscaf Atlética se colocaba a tan solo un punto de la fase de ascenso, un objetivo que se reconoce abiertamente en el vestuario avilesino. «Viendo como están las cosas, lo cierto es que podemos luchar por ello y está claro que es un sueño, pero para conseguirlo estoy convencido de que tendremos que ganar los siete partido que nos quedan». Y es que Víctor no se fía del Safa y el Santoña, equipos muy regulares, pese a que «todavía se tienen que enfrentar entre ellos y debemos sacar provecho de esa jornada».

El primera línea no se fía de ninguno de los siete rivales que le esperan al Toscaf en este sprint final de la competición, porque «si bajamos un poco nuestro rendimiento nos puede ganar cualquiera», pero no oculta que, sobre el papel, los más complicados son «el Ademar en casa y el Sanse fuera, dos equipos muy difíciles de ganar». En cualquier caso, Tejerina confía en un conjunto avilesino que ha «progresado con los años. Somos muy jóvenes pero tenemos un bloque que lleva trabajando junto tres o cuatro años y eso se nota. Todos hemos ido cogiendo experiencia y ahora tenemos las cosas más claras en la cancha, la cabeza más fría en momentos clave».

Todo ello lo demostraron el pasado sábado frente al Safa y lo quieren seguir haciendo hasta final de temporada. En lo personal, Víctor Tejerina agradece la confianza de un Juan Muñiz que «el sábado me felicitó después del partido», y reconoce que su poco utilizada en el balonmano técnica para lanzar previo reverso -la cual curiosamente no puso en práctica para conseguir el gol del triunfo el pasado sábado- «es algo que llevo haciendo un par de años y que funciona, así que lo seguiré probando». No en vano, «los rivales no se lo suelen esperar y sorprende». Con reverso o sin él, Tejerina está haciendo una campaña para la historia, al igual que sus compañeros.