El Comercio

El Víctor Antuña Adba no aguantó el ritmo y cayó ante un Añares más fuerte

  • El equipo avilesino se quedó sin gasolina en el tramo final del partido y sigue sin ganar fuera

Tampoco Azpeitia fue el sitio propicio para que el Víctor Antuña Adba rompiese su mal fario a domicilio, donde no gana desde ya hace mucho. Pudo hacerlo ayer de no quedarse sin fuerzas en el tramo final de un partido en el que se medían dos rivales directos en la lucha por una permanencia que está a un solo triunfo.

El equipo de Adrián Yáñez tuvo un mal inicio de partido, sobre todo en un ataque en el que no entraban los tiros. El aceptable trabajo defensivo permitió un parcial recuperable de 17-10 que se revertió en el segundo con un 19-25 tras una gran reacción de las avilesinas, en la que tuvo mucho que ver el acierto anotador de Sara Sánchez.

Las espadas estaban en todo lo alto para una segunda parte en la que el Adba mantuvo el tipo ante la presión local, con buen trabajo colectivo que mantuvo una exquisita igualdad tras el registro de 19-19 en el tercer sector de un partido de máxima tensión.

Esa tónica se mantuvo en el inicio del parcial definitivo, pero las sensaciones no eran las mejores por el efecto del cansancio acumulado en las jugadoras clave de un Adba con poca rotación. Para más inri, la americana Wells se puso a jugar y desequilibró la contienda en el tramo final, con la inestimable ayuda de su compatriota Johnson dejando al equipo avilesino sin opciones y a expensas de volver a ganar en su cancha el próximo sábado ante el Sant Adriá catalán.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate