El Comercio

El Grupo dio batalla al Ciudad Real en el Quijote Arena

El Grupo Covadonga, pese a las numerosas bajas que acumulaba, dio la cara ante el Ciudad Real (27-24) y mantuvo el tipo casi todo el partido.

Los grupistas presentaron batalla desde un primer momento y la igualdad fue máxima, porque además ambos equipos estaban concienciados de que había mucho en juego. Nada menos que la clasificación para pelear por el ascenso.

Tanto manchegos como gijoneses salieron a por la victoria, ya que sabían que el Torrelavega, el gran rival de los dos contendientes ayer en el Quijote Arena, ganó al Cisne en Pontevedra, por lo que el margen de error era mínimo.

En los primeros 30 minutos la igualdad fue máxima con un Carlos Prendes entregado, pese a sus problemas físicos, y un Jorge Martínez magnífico en la portería. Así, el Ciudad Real se fue con una ventaja mínima en el marcador (14-13). En la segunda parte, el 'siete' gijonés siguió metido en el partido hasta que hacia la mitad de esta fase del encuentro, el Alarcos, con mayor profundidad de banquillo abrió brecha en el marcador (25-20) gracias también a que aprovechó las inferioridades de las exclusiones grupistas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate