El asturiano Ramón Gallego, 'jefe' mundial del arbitraje

Ramón Gallego, en el congreso de árbitros de la Federación Internacional que se celebró en Turquía. / E. C.
Ramón Gallego, en el congreso de árbitros de la Federación Internacional que se celebró en Turquía. / E. C.

«Ahora tengo un gran reto y una enorme responsabilidad», afirma el nuevo máximo mandatario de la Comisión de Árbitros de la IHF

J. L. C. GIJÓN.

Ramón Gallego Santos es el primer español que ocupa un alto cargo dentro del balonmano internacional. El excolegiado internacional, que pitó las finales olímpicas de Barcelona y Atlanta, fue nombrado máximo mandatario de la Comisión de Árbitros de la IHF (Federación Internacional de Balonmano), a la que perteneció como miembro de la misma desde que se retiró en los Juegos de Sidney.

Su designación como 'jefe' de los árbitros se produjo ayer en Antaya (Turquía) durante el congreso que tuvieron los trencillas de los distintos continentes.

Ramón Gallego comentó ayer a EL COMERCIO que se trata de un cargo «de enorme responsabilidad que para mí supone todo un reto después de tantos años como miembro de la Comisión de la IHF».

El que fue considerado mejor pareja del mundo junto a su paisano Pedro Lamas tiene principalmente dos objetivos. El primero de ellos, según Gallego, «será que las normas y reglas del balonmano se apliquen de igual forma en todo el mundo en las distintas competiciones».

En esta sentido, el destacado 'trencilla' gijonés tiene claro que «en la Champions hay una gran dureza y no da precisamente una buena imagen, por lo que trabajaré para cambiarlo».

Otro de los aspectos que cuidará con mimo Ramón Gallego será la preparación de los árbitros. En la medida de lo posible explica que «trataremos de que tengan la mayor dedicación, aunque ya sabemos que en este deporte es un tanto complicado la profesionalidad».

Pero lo que cree que será fundamental es que «a nivel físico y mental tenemos que mejorar, porque nuestra labor son dos aspectos clave para un árbitro de balonmano».

Ramón Gallego estrenará su cargo en el Campeonato del Mundo femenino que disputará en Alemania desde finales de este mes. En el mes de enero tendrá un apretado calendario, que le impedirá ir al Europeo masculino, ya que tendrá que controlar dos torneos, uno en Asia y otro en África, clasificatorios para mundiales y Juegos Olímpicos.

Fotos

Vídeos