Balonmano

El Grupo camina con paso firme hacia la permanencia

Víctor Álvarez, en un ataque grupista ante Olaizola en el partido disputado en el Brualio García. / ARNALDO
Víctor Álvarez, en un ataque grupista ante Olaizola en el partido disputado en el Brualio García. / ARNALDO

El veterano Víctor Álvarez lideró una gran victoria ante un rival directo en un partido que los grupistas controlaron en todo momento

J. L. C. GIJÓN.

El Grupo da otro paso más hacia su objetivo de alcanzar la permanencia en la División de Honor Plata tras vencer ayer en el Braulio García al Zarautz (23-19), con un triunfo que tiene un doble valor al final de temporada, porque el 'siete' guipuzcoano es un rival directo que también lucha por mantener la categoría.

23 GRUPO

0 ZARAUTZ

Grupo Covadonga:
Jorge Martínez; Miguel Paraja (1), Jano (5), Alexis Fernández (2), Víctor Álvarez (9), Chus Canal, Álvaro Borobio -siete inicial-, Ángel Paraja (3,1p), Diego Valdés (2), Diego González (1), Samuel Pérez, Pablo Álvarez y Marcos Méndez.
Amenabar Zarautz:
Julen Artuch; Eneko Echave (1), Andoni Zubledia (1), Josu Aizpuru, Oihan Balenciaga (3,1p), Mikel Martínez (2), Jokin Jiménez (1), Ander Aizpuru -siete inicial-, Gorka Berridi, Mikel Iraeta (1), Xabat Olaizola (4,1p), Mikel Beristain (3) y Mikel Amilibia (3) e Íñigo.
Marcador cada cinco minutos:
3-1, 6-2, 7-3, 9-3, 10-4, 11-7 (descanso), 12-9, 13-10, 16-11, 19-13, 21-17 y 23-19.
Árbitros:
Miranda Bedate y San Pedro Colorado (Madrid). Excluyeron a los locales Chus Canal, Diego Rodríguez, Samuel Pérez y Miguel Paraja, y a los visitantes Ander Aizpuru (2) y Josu Atorrasagasti (2).
Incidencias:
partido de la jornada 24 de la División de Honor B disputado en el Pabellón Braulio García.

Los grupistas, con una gran intensidad defensiva y apoyados en el meta Jorge, salieron decididos a por el triunfo desde el principio liderados por un gran Víctor Álvarez que fue el máximo anotador del encuentro con nueve goles. Los 37 años recién cumplidos del bravo central gijonés no fueron obstáculo para despachar un gran encuentro. Gracias a su acierto y al de Jano en ataque, el Grupo cogió de mano una ventaja de cinco tantos para irse al descanso con un favorable 11-7.

En la reanudación, los locales se pusieron pronto con seis goles arriba (17-11). Los vascos trataron de reducir distancias y pidieron tiempo muerto. Pero de nuevo Víctor Álvarez tiró del equipo y la brecha aumentó (19-12), aunque el Zarautz acortó distancias (20-17). Sin embargo, otro arreón local, con el mismo protagonista, decidió el partido. Los grupistas reanudarán la Liga el 7 de abril en la pista de Nava, tercer clasificado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos