El Grupo continúa sin reaccionar y cae con estrépito ante el Nava

Prendes, en un ataque del partido de ayer en el Braulio García. /  J. P.
Prendes, en un ataque del partido de ayer en el Braulio García. / J. P.

Los grupistas, que solo mantuvieron el pulso en los primeros minutos, encajan su quinta derrota consecutiva y siguen en zona de descenso

ALBERTO PIEDRA GIJÓN.

No pudo ser. Ni el cambio circunstancial del banquillo, con Víctor Álvarez y Andrea ante la ausencia de Villaldea por enfermedad, hizo reaccionar al Grupo Covadonga, que cayó con estrépito ante el Balonmano Nava (19-33). Lo peor es que los grupistas, que ayer perdieron con un claro aspirante al ascenso, suman su quinta derrota consecutiva y encaran ahora antes del parón de Navidad un complicado calendario de partidos. Y es que el conjunto gijonés, anclado en zona de descenso hace ya varias jornadas, visitará ahora al Agustinos de Alicante, cuarto clasificado, para luego enfrentarse al descendido Sinfín y al Cisne, otro duro hueso.

19 GRUPO

0 NAVA

Grupo Covadonga:
Jorge Martínez; Pablo Álvarez (1), Jano, Alexis (1), Samuel Pérez (2), Ángel Paraja (2,1p), Carlos Prendes (3), -siete inicial-, Adrián, Miguel Paraja (3), Diego Fernández Valdés (3), Víctor Garrido, Canal y Marcos Méndez (4).
Balonmano Nava:
Ernesto; Bruno Virseda (3), Agustín Casado (4), José Seabra, Alberto García (1), Brakocevic (6), Moreno (1) -siete inicial-, Lamariano, Carlos Villagrán (5), Isma Juárez (6,3p), Darío Ajo (1), Andrés Alonso, Antonio Llopis (2), Tello (2) y Tabares (2).
Marcador cada cinco minutos:
0-2, 1-4, 4-6, 7-9, 8-12, 8-15 (descanso), 8-17, 10-20, 12-24, 16-27, 18-31 y 19-33.
Árbitros:
Millán Cazorla y Quitanar Manzano (Cataluña). Excluyeron al local Marcos Méndez, y a los visitantes Agustín Casado (2), Seabra y Tello.
Incidencias:
partido de la décima jornada de la División de Honor Plata disputado en el polideportivo Braulio García.

El Grupo solo aguantó en el partido de ayer hasta el minuto 17 de partido cuando el joven extremo Samuel anotó para los locales (6-6). El técnico visitante Dani Gordo pidió tiempo muerto y la reacción del Nava fue total. A partir de dicho momento superó en todos los aspectos del juego al Grupo, que tuvo numerosos errores en el lanzamiento y en el pase, lo que propició un contraataque letal del Nava, que se fue al descanso con ocho tantos de diferencia a su favor.

En la segunda parte, la inoperancia en las acciones ofensivas de los grupista -no anotaron un solo tanto entre el minuto 25 y el 39- puso en bandeja la victoria de un gran Nava, que fue el mejor equipo que pasó esta temporada por el Braulio García. Y después la historia se repitió. Con 9-15, el 'siete' segoviano paró de nuevo el partido y otra vez arrolló materialmente a los grupistas, que se vieron con quince tantos abajo (18-33) a menos de tres minutos para el final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos