«No pensé que íbamos a estar tan alto en la tabla»

Diego Lafuente da órdenes a sus jugadoras en el partido del pasado sábado ante el Rocasa. /  ARNALDO
Diego Lafuente da órdenes a sus jugadoras en el partido del pasado sábado ante el Rocasa. / ARNALDO

Diego Lafuente, técnico del Mavi, destaca sobre la primera vuelta que «tuteamos a los mejores equipos que pelean por ganar la Liga»

J. L. CALLEJA GIJÓN.

Diego Lafuente, entrenador del Mavi Nuevas Tecnologías, se muestra satisfecho a la hora de analizar la primera vuelta de su equipo en su segunda temporada en la División de Honor femenina. No es para menos porque el conjunto fabril es quinto, a tres puntos del segundo y tercer clasificados (Bera Bera y Atlético Guardés) y a uno del cuarto (Aula Cultural).

El preparador gijonés no imaginaba que «estuviéramos ahí tan alto en la tabla, peleando con los mejores equipos de la Liga, los luchan por ganarla». El Mavi cayó el pasado sábado ante el líder Rocasa Gran Canaria, al que tuteó casi todo el partido, después de una excelente racha de seis encuentros sin perder desde el mes de octubre. En caso de haber vencido, las gijonesas se hubieran puesto a un punto del conjunto isleño y de los dos siguientes en la tabla de la máxima categoría. Pero no pudo ser.

Diego Lafuente, pese a a la derrota, destaca «el trabajo que están haciendo las jugadoras, no les puedo reprochar nada, pues lo dieron todo sobre la cancha en todos los encuentros, además de que tuvimos notables ausencias como Renata y Campigli».

En un análisis más profundo del partido ante el Rocasa, tiene claro que «tuvimos un mal comienzo, porque ellas salieron centradas. Habían perdieron la temporada pasada aquí y, además, se jugaban muchísimo. Son favoritas para ganar la Liga». Y añade que «entre el minuto diez y el sesenta del partido, creo ganamos por un tanto. Fue una pena, porque el equipo se mostró muy motivado».

El preparador gijonés confía en hacer una segunda vuelta tan buena como la primera. «Pero tenemos que seguir trabajando duro», advierte. El Mavi puede llegar a hacer historia al convertirse en el primer equipo del balonmano asturiano que juegue competición europea si acaba entre los cinco primeros. Pero Lafuente es cauto y puntualiza que «ojo hay que ir pasito a pasito. Vamos a ver hasta dónde llegamos, pero claro que no lo descarto».

El conjunto fabril sobrepasará el ecuador de la temporada ante el Málaga este miércoles en La Arena (20 horas), ya que el conjunto andaluz jugará el sábado el torneo continental. Tras este encuentro, el Mavi afrontará un duro mes de febrero. El viernes día 9 jugará en la cancha del Guardés (21 horas, Teledeporte). Y recibirá una semana después al Barakaldo en la ida de la ronda previa a las finales de la Copa de la Reina. Cuatro días después, el miércoles 21, tendrá lugar la vuelta en tierras vascas. Posteriormente, el sábado 24, el equipo fabril se enfrentará en su feudo al Puchi ibicenco.

El técnico gijonés confía en que para afrontar este tramo liguero «nos respeten las lesiones». Aida y Agus no están aún al 100%, Miki será operada de menisco mañana y Campigli volverá ante el Guardés tras el partido de este miércoles ante el Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos