Ribera apuesta por la formación

Jordi Ribera, director técnico de la Federación Española y seleccionador absoluto.
Jordi Ribera, director técnico de la Federación Española y seleccionador absoluto. / MARIETA

Durante tres jornadas, el cuerpo técnico de los equipos nacionales da un curso teórico y práctico en Corvera, lugar elegido para la estancia asturianaEl seleccionador español absoluto acerca su método a las distintas territoriales

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Asturias forma parte del grupo de comunidades autónomas en las que se ha fijado la Federación Española de Balonmano para poner en marcha un nuevo modelo de trabajo y seguimiento de la cantera, de los jugadores y jugadoras a las que desde este año van a seguir de cerca los responsables técnicos de las distintas selecciones, con Jordi Ribera al frente.

El director técnico y seleccionador absoluto masculino, quiere acercarse a los más jóvenes en una idea que tiene mucho fundamento por un montón de razones, y que promete dar réditos. En Asturias, una comunidad con mucho balonmano, el presidente territorial Manuel de la Cámara gestionó con el alcalde de Corvera, Iván Fernández, para que las jornadas de tecnificación se celebren en su concejo, con el polideportivo Toso Muñiz de Las Vegas.

«La semana pasada estuvimos en Cantabria, ahora en Asturias, y en total estaremos en doce a lo largo del año porque ya estuvimos en otras cuatro. El programa de tecnificación se puso en marcha en febrero», recalca Jordi Ribera, que en estas incursiones territoriales viene acompañado por todo el staff técnico, Carlos Viver, seleccionador absoluto femenino, los asturianos de Gijón Alberto Suárez y Alfredo Rodríguez, que llevan con buena mano las selecciones juveniles masculina y femenina. Para que no falte de nada, también trabajan los preparadores físicos Jesús Rivilla y Amadeo Sorli, el entrenador de porteros Perico García, y el scouting Borja Arnedillo, que graba las sesiones, entre otros menesteres.

Jordi Ribera llegó a los mandos de las selecciones después de los amargos Juegos Olímpicos de Río, en los que él estuvo al frente de Brasil, pero sin que el equipo masculino español hiciese acto de presencia. Tras esa depresión se ha optado por una nueva forma de preparar los proyectos de selecciones, desde las senior a las inferiores. Y una de las propuestas de Ribera es potenciar la formación y acercar el método a las distintas comunidades con objetivos claros: «La idea es juntarnos todos los seleccionadores para llevar esta actividad. Captar buenos jugadores lo antes posible es importante, no solo en las visitas territoriales, también hacemos algunas de carácter nacional. Queremos tener ese contacto directo, no solo con los jugadores, también con entrenadores que nos permiten tener información y también para poder explicarles como trabajamos», dice convencido de que «el nuestro es un balonmano competitivo, como se ha visto este verano con los éxitos internacionales de las selecciones junior y juvenil. Para seguir esa línea hay que trabajar para que el relevo de esos equipos sea igual de bueno».

Los asturianos de la élite

Pasada la depresión de la no presencia de España en Río, Ribera ha empezado a renovar a la selección masculina: «Ya hemos contado con algunos de los junior que se proclamaron campeones del mundo, que vean cercano el equipo absoluto es una motivación para ellos». En esa tesitura se encuentran algunos jugadores asturianos, Raúl Entrerríos, un veterano, o un joven como Álex Costoya, que «ya estuvo en el Mundial y en otras actividades. Hay un grupo de jugadores que tienen todavía un peso importante -en referencia a Raúl- y otros que vienen empujando fuerte», como el pivote Abel Serdio, con el que «hemos contado en un sub 27 que se celebró en Qatar y lo hemos visto también con el Valladolid, donde hizo una buena temporada. Los seguimos a todos, pero hay que elegir a 16».

Carlos Viver, el nuevo seleccionador de 'las guerreras' tras la etapa de Jorge Dueñas, tiene un reto «difícil pero ilusionante. Es necesario estar siempre en los grandes eventos y que se vaya incorporando gente joven con capacidad para coger galones, que va curtiéndose en la liga española de la que se han ido al extranjero jugadoras con mucho empaque». Estas jornadas de tecnificación forma parte de ese plan de seguimiento de las mejores jugadoras territoriales: «A ellas y a nosotros nos viene muy bien a todos los niveles, conocerlas y que te conozcan, que sepan que estamos ahí trabajando para buscar lo mejor».

Más

Fotos

Vídeos