El Toscaf Atlética se hace grande

Víctor, con siete goles, se mostró infalible en los penaltis. / MARIETA

La intensidad defensiva fue clave para que los de Juan Muñiz estuviesen desde el primer minuto por encima de su rival El conjunto avilesino supera al Procoaf Gijón en un partido muy completo

SANTY MENOR AVILÉS.

El Cafés Toscaf Atlética Avilesina se ha hecho grande. El proyecto iniciado por Juan Muñiz en Segunda Nacional con varios jugadores gijoneses y procedentes del Villa de Luanco, reforzados con juveniles del Bosco, ya ha madurado y es capaz de competir de tú a tú contra cualquier rival sin que le tiemble la mano. El paso adelante se notó el año pasado, cuando el conjunto avilesino llegó a ganar al Safa en casa en plena lucha por la fase de ascenso, pero el Toscaf ya es una realidad.

Tres de tres en el inicio de curso, liderato compartido con Cronistar Base Oviedo y Corrales, pero, sobre todo, una solidez defensiva y una frescura en ataque que ayer permitió al equipo dirigido por Juan Muñiz llevarse con merecimiento y relativa claridad el derbi regional frente al Procoaf Gijón (28-23), un equipo que parecía inalcanzable hace tres años y que en su día 'pescó' en La Magdalena a jóvenes promesas como Abel Serdio o Adrián.

Un cuadro gijonés que esta temporada tiene una plantilla de menor nivel que ayer hincó la rodilla en suelo avilesino, en gran medida debido a la intensidad que puso sobre la cancha el Toscaf Atlética. Sin apenas concesiones, los pupilos de Sergio Cotelo tenían que sudar sangre para trapasar la defensa local, liderada por unos Veleda y Fidalgo a los que sus exigentes compromisos laborales no les impiden convertirse en auténticas murallas cuando se visten de corto los fines de semana.

Más de cuatrocientas almas hicieron de La Magdalena una pequeña olla a presión que no tuvo falta de rugir en exceso para apoyar a los suyos, pues Juan Muñiz y sus jugadores sabían lo que se hacían sobre la pista azul del polideportivo avilesino. Siempre por delante en el marcador, el Toscaf dio un golpe sobre la mesa en los últimos cinco minutos de la primera mitad, consiguiendo una renta de cuatro goles de cara al segundo período (14-10).

Sin embargo, porque los derbis no se ganan hasta que los árbitros señalan el final, el Procoaf Gijón no dio su brazo a torcer y metió el medio en el cuerpo a los avilesinos nada más iniciarse la segunda parte (16-16). Fue entonces cuando aparecieron Omar en la portería y Juan Muñiz en el banquillo con un oportuno tiempo muerto. Aunque el Toscaf nunca perdió la concentración, un contraataque errado dio lugar a un gol en contra y una exclusión que metieron de lleno en el partido a los visitantes.

Juan pidió calma a los suyos, éstos volvieron a retomar el ritmo del encuentro y las cosas volvieron a su sitio, logrando finalmente el Toscaf una diferencia de cinco tantos al final del partido que hacen justicia a los merecimientos locales. Víctor Tejerina, infalible desde los siete metros, estuvo ayudado en ataque por Aitor, Juan, Javi Sainz y Jaime, aunque todo el grupo trabajó muy bien. El técnico tiene donde elegir este año.

Fotos

Vídeos