El Toscaf no cede en La Magdalena

Juan, que anotó cinco tantos, conduce el balón con su habitual zancada amplia. /  PATRICIA BREGÓN
Juan, que anotó cinco tantos, conduce el balón con su habitual zancada amplia. / PATRICIA BREGÓN

El conjunto atlético ejerce de favorito y no se apiada de un Ecubus Ciudad de Salamanca muy débil en defensa para dormir líder

SANTY MENOR AVILÉS.

El Cafés Toscaf Atlética Avilesina se acostó ayer líder del grupo B de Primera Nacional tras ejercer de favorito frente al Ecubus Ciudad de Salamanca (36-23), que nunca tuvo opción alguna de sacar algo positivo del fortín de La Magdalena. Aunque los salmantinos se mantuvieron dentro del choque hasta poco después del descanso, la sensación que dieron los avilesinos fue de tener el partido controlado en todo momento.

36 TOSCAF

0 SALAMANCA

Cafés Toscaf Atlética Avilesina:
Omar; Murias (4), Costoya, Juan (5), Víctor, Jaime (1), Pablo, Cuevas (1), Javi Sainz (2), Aitor (11), René (9), Diego Canal (1), Veleda y Rubén (2).
Ecubus Ciudad de Salamanca:
Mateos y Barrio; Argibay (1), Bedia (3), Barba (3), Boyero (2), Alonso (4), Garin, Abajo (3), Petisco (2), Martín (2), Muriel, González (1), Velázquez y García (2).
Marcador cada cinco minutos:
5-1, 8-3, 10-4, 12-6, 14-8, 16-12 (descanso), 19-12, 22-15, 26-17, 29-20, 32-21 y 36-23.
Árbitros:
Alba Currás (Navarra) y Adrián López (Aragón). Excluyeron a Veleda; y a Bedia, Abajo, Martín, González y García.
Incidencias:
unos 300 espectadores en el polideportivo de La Magdalena.

Sin Fidalgo, Teje, Mon y Coke, Juan Muñiz utilizó a todos los jugadores disponibles excepto a Ramonín, que vio el encuentro en la grada junto a Teje. De mano apostó por su equipo habitual, pero según iba aumentando la diferencia en el marcador comenzó a realizar rotaciones y a dosificar a jugadores 'tocados' como Aitor para que todo el mundo se sintiese importante dentro de la plantilla.

Las rotaciones y la lógica confianza que sentían los avilesinos por el resultado propició que el Salamanca mantuviese una diferencia de entre cuatro y seis goles hasta el descanso, pero tras el paso por vestuarios el Toscaf sentenció el choque para que los aficionados que se desplazaron hasta La Magdalena disfrutasen de un plácido final de partido.

A pesar de no entrenar ni el jueves ni el viernes por un dolor en la rodilla, Aitor estuvo muy acertado en el lanzamiento y se fue hasta los once tantos, mientras que René, que dispuso de muchos espacios y estuvo bien asistido por sus compañeros, alcanzó los nueve, una cifra poco habitual para él pese a su calidad en el lanzamiento.

Dentro de lo que fue un partido tranquilo y sin muchos sobresaltos, el principal protagonista en la cancha fue el marcador electrónico, que se estropeó superados los ocho minutos de juego con una diferencia de 7-1 y nadie, ni los operarios de mantenimiento que se acercaron al polideportivo, pudieron echarlo a andar de nuevo. La anécdota divertida de un partido plácido para el Toscaf Atlética, que es líder del grupo a la espera de lo que haga hoy el Cronistar Base Oviedo frente al Burgos.

Según se está sucediendo la competición esta temporada, en la que ningún equipo se está mostrando infalible, parece claro que el Toscaf Atlética tendrá muchas opciones de pelear por la fase de ascenso.

Fotos

Vídeos