BALONMANO

El Toscaf no puede fallar en su visita al Jesmon Leganés para seguir arriba

N. GUTIÉRREZ AVILÉS.

La vigésima jornada en la fase regular de Primera Nacional se presenta sobre el papel propicia para el Toscaf Atlética Avilesina, que se desplaza a tierras madrileña para medirse desde las 20 horas al Jesmon Leganés en el Pabellón Manuel Cadenas.

El favoritismo avilesino lo marca la clasificación, penúltimo contra segundo, veinte puntos entre un equipo que se debate en la penúltima posición con opciones aún de permanencia, y otro que aspira a jugar por el ascenso. Pero Juan Muñiz, entrenador del Toscaf, no quiere ningún tipo de confianza porque «se juegan mucho y tengo claro que no será un partido fácil de ganar. Hace dos semanas el Cronistar lo hizo de uno, así que vamos advertidos».

El técnico avilesino recalca la importancia de llevar bien el partido porque «ellos aprietan mucho y si vamos muy justos podemos pasarlo mal y en este tipo de partidos no podemos regalar puntos como pasó en Valladolid». Con once jornadas por delante para rendir cuentas, el Toscaf tiene en su mano meterse en la fase de ascenso: recibe en La Magdalena al Safa, Burgos y Santoña, y visita al Oviedo, partidos directos que decidirán los billetes. «Hay muchos enfrentamientos entre los cinco primeros y se puede perder, pero en citas como la de Leganés no podemos regalar ningún punto porque cuesta mucho recuperarlo. Entre los cinco primeros hay una gran igualdad».

Para este compromiso, Muñiz pierde a Fidalgo por compromiso laboral, además de la baja de Juan Amorín, al que le quedan un par de semanas. Veleda hará el esfuerzo de viajar en coche tras salir a mediodía de su trabajo, por lo que llegará directo al recinto deportivo para ayudar al Toscaf a cumplir el único objetivo válido: ganar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos