El Comercio

Aitor, ganador de la Vuelta 2002, detenido por robar en una tienda de móviles

En el historial de Aitor González hay una interminable lista de hazañas y errores singulares. Pero si sobre la bicicleta el vasco pudo presumir de grandes éxitos como la Vuelta a España de 2002, desde que abandonó sus aventuras sobre ruedas su camino ha sido tan oscuro como el de las noches en que cometió sus presuntas fechorías con cocaína y sicarios incluidos.

La última de las equivocaciones ocurrió aproximadamente a las dos de la madrugada del lunes al martes. Un agente fuera de servicio alertó a una patrulla cuando encontró a Aitor González en una calle de Alicante (cerca de su residencia habitual en San Vicente del Raspeig) con un martillo ante una tienda de móviles que ya tenía un cristal y una persiana rota.