El pelotón asturiano pierde rueda

Siete de los corredores que estaban en activo en 2010. De abajo a arriba e izquierda a derecha. Carlos Barredo ante Santi Pérez, Rubiera, Navarro, Andrés Antuña, Raúl Santamarta y Joaquín Sobrino.
Siete de los corredores que estaban en activo en 2010. De abajo a arriba e izquierda a derecha. Carlos Barredo ante Santi Pérez, Rubiera, Navarro, Andrés Antuña, Raúl Santamarta y Joaquín Sobrino. / E. C.
  • De los once ciclistas que competían en profesionales en 2010 se ha pasado a solamente cuatro en la temporada actual

Las pintadas con nombres de corredores asturianos en las cunetas desaparecen lentamente en las carreras ciclistas más importantes del mundo. Poco queda, por ejemplo, de aquel 25 de julio de 2010 en el que cuatro corredores de la región -Samuel Sánchez, Dani Navarro, Benjamín Noval y Carlos Barredo- pedaleaban por los Campos Elíseos de París tras completar el Tour de Francia. Esa temporada, Asturias contaba con once ciclistas en el pelotón profesional. De ellos quedan solamente Samuel y Navarro, con 39 y 33 años respectivamente, a los que se ha sumado dos jóvenes valores: el gijonés Iván García Cortina, debutante en el Bahrain-Merida de Vincenzo Nibali, y el ovetense Dani Viejo, recién incorporado al equipo italiano Unieuro, de categoría Continental.

2010 fue el último gran año del ciclismo profesional asturiano. Navarro y Benjamín Noval ayudaban a Alberto Contador en el Astana a ganar el Tour, aunque el madrileño sería después desposeído del trofeo al dar positivo por clembuterol en un control antidopaje. Precisamente su descalificación permitió a Samuel Sánchez, del Euskaltel, pasar de la cuarta a la segunda posición en la general. Barredo, por su parte, vio recompensadas sus actuaciones en el Tour y la Vuelta al ser incluido en la selección española para el Mundial de Melbourne.

Hubo más corredores de la región que vivieron buenos momentos a lo largo de esa temporada. Santi Pérez, entonces en el Loulé Loletano de Portugal, ganó la Subida al Naranco, mientras que Luis Pasamontes participó en la Vuelta a España con el potente Caisse d'Epargne. La nómina de profesionales la completaban Joaquín Sobrino (Caja Rural), Raúl Santamarta (Burgos 2016), Andrés Antuña (Burgos 2016) e Higinio Fernández (Caja Rural). 2010 supuso también la retirada de Chechu Rubiera tras una exitosa carrera en la que llegó a ser una de los hombres de máxima confianza de Lance Armstrong.

Desde entonces, el pelotón asturiano ha ido encogiéndose hasta llegar a la situación actual. En unos casos fue la falta de propuestas económicas interesantes lo que empujó a los corredores a la retirada; en otros, simplemente el paso del tiempo. Las últimas bajas han llegado esta misma temporada. Israel Nuño y Joaquín Sobrino corrieron en 2016 en el Inteja MMR, equipo dominicano profesional, aunque de categoría Continental. Nuño ha cambiado la bici de carretera por la de MTB al incorporarse al MMR Factory Racing Team, con quienes competirá en la especialidad de maratón cuando se recupere de una fractura de clavícula.

En el caso de Sobrino, el de Posada de Llanes reconoce que sintió que había llegado el momento de poner el punto y final a su carrera: «En 2016 corrí hasta el Campeonato de España. Los años pesan. Tengo 34 y he pasado diez como profesional. Eso conlleva un desgaste tanto físico como psicológico».

A la espera de que las escuelas ciclistas que hay repartidas por toda la región den nuevos frutos, Samuel Sánchez, Dani Navarro, Iván Cortina y Dani Viejo centrarán las miradas de los aficionados asturianos desde las cunetas en este 2017.