Ciclismo

«Me atraen las carreras clásicas, me enamoran»

Iván Cortina, tras regresar ayer a Gijón./AURELIO FLÓREZ
Iván Cortina, tras regresar ayer a Gijón. / AURELIO FLÓREZ

Iván García Cortina, ciclista del Bahrain Merida: «Nibali está muy contento porque parecimos un equipo con mucha experiencia a pesar de la juventud, siempre estábamos delante dando la cara»

DANI BUSTOGIJÓN.

Aterrizó ayer en Asturias al mediodía y atendió, todavía con la maleta a cuestas, las preguntas de EL COMERCIO, instantes antes de comer en su casa, en Gijón. El ciclista del Bahrain Merida Iván García Cortina (Gijón, 1995) repasó su experiencia en la Vuelta a España 2017, en la que llegó con fuerza a la última semana de competición e incluso rozó la victoria de etapa al esprint tanto en Gijón como en Madrid. Ya por la tarde, infatigable, el corredor asturiano se entrenó durante «una hora, o así, para hacer un poco de bici antes de descansar unos días».

-¿Con qué sensaciones regresa a Gijón tras disputar la Vuelta a España?

-Muy buenas. El balance final es muy bueno. Estar así de fuerte en la tercera semana es importante porque la primera semana iba mal, en la segunda me encontré un poco mejor y la tercera, cuando la gente llegaba muy cansada, yo me veía mucho mejor que al principio.

-Entonces, si la Vuelta llega a durar una semana más...

-¡Igual la hubiera ganado! (Risas).

-Aprovechó bien su oportunidad ya que en un principio usted veía difícil participar en esta carrera.

-Sí, en un primer momento veía complicado participar y no me esperaba terminar así la Vuelta. Pensaba ayudar a Vicenzo (Nibali) en lo que pudiera, pero no esperaba verme disputando la victoria de etapa o en el esprint de ayer (por el domingo) en Madrid.

-Rozó la victoria de etapa en su casa, aquí en Gijón. ¿Le queda un sabor agridulce por no haber logrado cruzar la meta en primer lugar?

-Tal vez sí pueda ser agridulce. Pero me quedo con todas las sensaciones de la carrera. Desde Campo Caso, la subida y todo, es un recorrido que llevo entrenando desde siempre, desde cadete y juvenil, y veía a gente conocida todo el tiempo. En Huerces fue una sensación increíble. En el esprint igual me precipité un poco, aunque no haya ganado, disfruté y lo saboreé al máximo.

-En la última etapa en Madrid también buscó el triunfo.

-El equipo me dio oportunidades y tanto en Madrid como en Gijón quise aprovecharlas al máximo. El equipo confía en mí y había que probar.

-¿Qué le ha dicho Nibali sobre su actuación en la Vuelta?

-Está muy contento con el trabajo del equipo. Estábamos tres corredores jóvenes en esta carrera, que debutábamos en una gran vuelta como apoyo, y Nibali estaba muy contento, porque parecíamos un equipo con mucha experiencia a pesar de la juventud. Siempre estábamos delante dando la cara.

-Es difícil ver en las grandes vueltas a un ciclista asturiano que no sea escalador. Su perfil es más de corte clásico.

-Me llaman más las carreras, me enamoran, son diferentes, son muy duras y me gusta disputar las clásicas a tope. También me gusta ir a las grandes vueltas, ayudar al líder del equipo y buscar entrar en alguna fuga.

-Su próximo reto será el Mundial sub 23, con la selección española, en Noruega. ¿Cuál será su objetivo?

-Es mi último año como ciclista sub 23 y lo afronto con mucha motivación para tratar de hacerlo todo perfecto y que salga lo mejor posible. Intentaré lograr la victoria. Después de la Vuelta llegaré bastante bien de forma y hay que aprovecharla.

Fotos

Vídeos