El ciclismo, tocado tras el positivo de Froome que lo justifica por su asma

Chris Froome, en el podio final de la Vuelta 2017. /  SUSANA VERA / REUTERS
Chris Froome, en el podio final de la Vuelta 2017. / SUSANA VERA / REUTERS

El británico cree que todo acabará en una sanción administrativa al ser un problema de absorción del salbutamol, principio activo del Ventolín

RODRIGO ERRASTI MADRID.

Mala noticia para el ciclismo. La estrella del pelotón Chris Froome, según comunicó la Unión Ciclista Internacional (UCI), dio positivo por salbutamol (principio activo del Ventolín) en una de las muestras obtenidas durante una de las etapas decisivas de la Vuelta; la 18ª de 169 kilómetros entre Suances y Santo Toribio de Liébana (Cantabria), en la que obtuvo 20 segundos de ventaja respecto a Vincenzo Nibali, segundo en la general, tras los 42 segundos perdidos en la jornada anterior en Los Machucos.

En la orina del británico, que venció tras varias ediciones siendo segundo en la general, se encontró el doble de salbutamol por encima del límite diario permitido, 1.000 nanogramos por mililitro. «El análisis de la muestra B ha confirmado los resultados de la muestra A y los procedimientos se están llevando a cabo de acuerdo con las Reglas antidopaje de la UCI», reza el comunicado que aclara: «De conformidad con el Artículo 7.9.1 la presencia de salbutamol en una muestra no da lugar a la imposición de suspensión provisional obligatoria».

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) tiene permitido el Ventolín por inhalación (spray) a todos los corredores que lo notifiquen y presenten un certificado de padecer asma, enfermedad que según el propio Froome «todo el mundo sabe que sufro desde que era niño» y por la que está aconsejado tratarse. «Conozco las reglas. Uso un inhalador para controlar los síntomas, y siempre dentro de los límites permitidos. Mi asma fue a peor según avanzaba la Vuelta y, aconsejado por mi médico aumenté la dosis durante la tercera semana», aclara en la nota hecha por el Sky tras la apertura de un expediente informativo al, por ahora, vencedor de la prueba.

Nibali duda de la versión

Una cantidad superior a la fijada por la AMA (1.600 nanogramos por 24 horas y 800 en 12 horas) puede entrañar que a su efecto antiasmático el salbutamol añada el efecto anabolizante, y también permite suponer que se ha administrado por vía oral (prohibida) para aumentar su potencial (táctica usada en natación o culturismo), pues por inhalación es difícil llegar a tal concentración en el organismo. Entonces su uso se considera dopaje.

«La UCI tiene todo el derecho a examinar el test y juntos, con el equipo, se demostrará cualquier información que sea necesaria», señaló Froome insistiendo en que lo tomó siguiendo las pautas médicas. Después, agradeció «los mensajes de apoyo recibidos» y explicó que «por el momento» no puede compartir «más información» hasta que el proceso haya finalizado. José Luis Terreros, director de la Agencia Española para la Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD), afirmó que aunque los índices de salbutamol de Froome parecen un «resultado irrefutable», habrá que esperar a «conocer más datos y las alegaciones».

Por su parte, Unipublic, empresa organizadora de La Vuelta, lanzó un comunicado para manifestar que «la organización esperará a que se oficialicen las conclusiones de la UCI» y mostró «extrema prudencia, esperando que la resolución de este asunto se produzca a la mayor brevedad posible». Si es desposeído el triunfo sería para Nibali, que definió la noticia del positivo como una «pésima noticia» para todo el ciclismo desde Croacia donde está con el Bahrain-Merida, aunque mostró sus dudas por lo sucedido. «Llovía en España cuando dio positivo. Es difícil de creer que tuviera asma. Tengo los mismos problemas que él, pero cuando llueve, el polen no me afecta y no necesito Ventolín. De confirmarse el positivo, nadie me devolvería la emoción de ganar de nuevo la Vuelta y subir al escalón más alto del podio», agregó el siciliano.

Ahora el plan del SKY es aportar informes y análisis farmacocinéticos para demostrar «los complejos problemas fisiológicos que provocaron» que su organismo tuviera un retraso en la absorción del Ventolín e hizo que se acumulara, y no corresponden, por tanto, a una excesiva toma. Hace sólo unos días anunció, cuando su equipo ya conocía el caso (les fue notificado el 20 de septiembre), que participaría en el próximo Giro 2018 para intentar un triplete de grandes vueltas consecutivo y «convertirse en el tercer corredor de la historia» que lo logra tras Merckx e Hinault.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos