«L'Angliru nunca decepciona. Es una subida brutal», asegura un exultante Chris Froome

Froome, en pleno esfuerzo durante la ascensión, a rueda de su gregario Wout Poels.
Froome, en pleno esfuerzo durante la ascensión, a rueda de su gregario Wout Poels. / EFE

Vincenzo Nibali, apoyado por el gijonés Cortina, dice que «hizo todo lo que pudo, pero la carrera fue dura y Froome estuvo a un gran nivel»

J. L. C. / AGENCIAS RIOSA.

El británico Chris Froome (Sky), virtual vencedor de la Vuelta Ciclista a España 2017, explicó que el triunfo final es una «sensación increíble» y felicitó al madrileño Alberto Contador (Trek) por su victoria ayer en el Alto de L'Angliru, «una manera genial de acabar su carrera».

«Es una sensación absolutamente increíble. L'Angliru nunca decepciona, es una subida brutal», declaró el corredor en la línea de meta, en la que reconoció que intentó atrapar a Contador en el tramo final de la carrera, pero «estaba demasiado lejos» para él y su compañero de equipo, Wout Poels, con el que llegó a la meta.

Dio unas «gracias enormes» a sus compañeros en el Sky, «por el trabajo» que han hecho «en las últimas semanas». «Ha sido una experiencia increíble», insistió Froome, que también tuvo palabras para Contador: «Su triunfo es una manera genial de acabar su carrera, así que felicidades para él».

Por su parte, el italiano Vincenzo Nibali (Bahrain) se mostró feliz al asegurar que «afortunadamente no me he apeado del podio», pese a una caída en la vigésima etapa, que le lastró sus últimos kilómetros.

«Ha sido una etapa para olvidar, ya que me caí en la bajada del Cordal (segunda dificultad montañosa del día) y perdí contacto con los mejores, afortunadamente terminaré en el trío de cabeza», destacó Nibali tras la carrera.

El 'Tiburón' italiano subirá hoy, salvo imprevisto, al segundo cajón del podio de la Vuelta, por detrás del británico Chris Froome.

«He hecho todo lo que he podido, pero hay que reconocer que la Vuelta ha sido dura y las piernas pesan mucho a estas alturas de la carrera, y a dos kilómetros de la meta no he podido seguir el ritmo de mis rivales», explicó.

Nibali ha sido uno de los rivales más duros de Froome durante la ronda española, pero el transalpino no dudó en afirmar que «también hay que tener en cuenta a Contador que ha incendiado cada día las etapas y al final ganó».

Nibali, que se impuso en la tercera etapa de la Vuelta a España, reconoció que fue complicado dar la batalla a Froome. «Es muy complicado ya que está mucho mejor que en el Tour de Francia y con un equipo 'super', no es fácil ganar y menos en esta carrera, así que la victoria de Andorra ha sido un auténtico regalo», señaló el jefe de filas del gijonés Iván Cortina.

Fotos

Vídeos