Ciclismo

Perico y Escartín inspeccionan Les Praeres de Nava junto a Iván Cortina

Kiko García, Iván Cortina, Fernando Escartín y Pedro Delgado posan con Aladino Montes, dueño del bar de Les Praeres. / BAR LES PRAERES
Kiko García, Iván Cortina, Fernando Escartín y Pedro Delgado posan con Aladino Montes, dueño del bar de Les Praeres. / BAR LES PRAERES

«Todos coinciden en que será una etapa vistosa y espectacular, a la altura de la Vuelta», asegura el joven corredor gijonés

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Hace unos días, los turistas que fotografiaban el paisaje desde la campera de Les Praeres se sorprendieron al ver llegar a un grupo de ciclista. Parte de la historia más reciente del pelotón español aprovechó la jornada para inspeccionar una ascensión que gana así papeletas para convertirse en juez de la próxima edición de la Vuelta a España, cuyo definitivo se conocerá el próximo 13 de enero durante el transcurso de una gala que se celebrará en la localidad malagueña de Estepona. En la expedición se encontraba el excorredor Pedro Delgado, además de Kiko García y Fernando Escartín, técnicos de recorridos de la gran ronda española. El grupo lo completaba el gijonés Iván García Cortina, quien no escatimó elogios para el nuevo coloso asturiano. «Les ha parecido una etapa muy bonita, vistosa y espectacular, a la altura de la Vuelta», aseguró el joven corredor a EL COMERCIO.

Javier Guillén, director general de Unipublic, quedó prendado de la belleza natural de Les Praeres el pasado mes de julio, cuando visitó Nava como pregonero del Festival de la Sidra. Varios miembros del Club Ciclista Navastur aprovecharon su visita para mostrarle una ascensión inédita para el ciclismo profesional, aunque muy popular para los cicloturistas de la zona.

La subida a Les Praeres se inicia en Piloñeta y cuenta con cinco kilómetros de longitud. Su desnivel medio se sitúa en torno al 13,5%, aunque en algunas fases la dureza se dispara por encima del 20%. Para la llegada del pelotón, no obstante, será necesario un reacondicionamiento integral de una carretera que sufre daños importantes.

El 13 de enero se hará público el recorrido de la ronda española, con dos finales en Asturias

A la espera de que el anuncio oficial del recorrido confirme la información adelantada por EL COMERCIO, Asturias se presenta como uno de los escenarios decisivos de la próxima edición de la Vuelta a España. En principio, la llegada del pelotón está prevista para el fin de semana del 8 y 9 de septiembre.

En los planes de Unipublic figura también el regreso a los Lagos de Covadonga, cuya última ascensión se remonta a la edición de 2016, con victoria de Nairo Quintana. Además, la etapa con final en la cima leonesa de La Camperona saldrá de algún punto de la geografía asturiana, según adelantan fuentes cercanas a las negociaciones. La campera de Les Praeres, mientras tanto, aguarda la confirmación que la convertirá en septiembre en una nueva capital del ciclismo mundial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos