El Comercio

etapa 16

Drucker se impone en el esprint

Jean-Pierre Drucker celebra la victoria de etapa.
Jean-Pierre Drucker celebra la victoria de etapa. / EFE
  • El luxemburgués da la primera victoria en competición para el equipo BMC; Ya han conseguido al menos un triunfo la mitad de los equipos que participan en ella

El ciclista luxemburgués Jean-Pierre Drucker (BMC) ganó este lunes en un masivo esprint la 16ª etapa de la Vuelta a España disputada entre Alcañiz y Peñíscola, al término de la cual Nairo Quintana (Movistar) mantuvo el maillot rojo de líder.

Drucker, que invirtió 3h 21:18. en recorrer los 156,4 km de la etapa, se impuso en la línea de meta a los alemanes Rüdiger Selig (Bora-Argon 18) y Nikias Arndt (Giant), segundo y tercero respectivamente con el mismo tiempo que el ganador.

Al término de una etapa más tranquila, tras los duros recorridos de las dos últimas por las montañas pirenaicas, el colombiano Quintana sigue manteniendo su ventaja de 3:37. sobre el británico Chris Froome (Sky), segundo en la general, y de 3:57. sobre el tercero, su compatriota Esteban Chaves (Orica). "Ha sido duro en los últimos días, especialmente el del (alto del) Aubisque, pero siempre me sentí confiado de cara a las etapas de esprint", dijo Drucker tras la llegada a Peníscola. "Es estupendo haber podido ganar una etapa en una gran vuelta", añadió.

El ganador de este lunes fue uno de los 91 ciclistas, entre ellos la mayoría del equipo Sky de Froome, repescados la víspera por los comisarios, tras entrar en la meta de la 15ª etapa fuera de control. Esta repesca "era la mejor decisión porque había equipos que se quedaban sin ningún corredor en la Vuelta", explicó el director de la ronda española, Javier Guillén.

La etapa de este lunes, propicia para los velocistas en la bajada de la montaña a la costa mediterránea, se vio marcada por la escapada de cinco corredores, entre ellos el español Luis Ángel Maté (Cofidis), que llegaron a tener hasta tres minutos de ventaja. Siempre controlados por el pelotón, donde los equipos de los esprinters marcaron el ritmo, los fugados fueron cazados a apenas una decena de kilómetros de la meta.

El italiano Daniele Bennati (Tinkoff) intentó sorprender a 2,4 km de meta, aunque acabó siendo alcanzado prácticamente a 50 metros de la llegada, donde impuso Drucker. "Lo he intentado de lejos, no ha sido posible porque el pelotón me pisaba los talones, y yo no podía dar más velocidad a mis piernas", explicó Bennati, para el que "aún quedan dos días para intentar la victoria, aunque la etapa que sería especial ganar, sería en Madrid" el domingo.

La general no sufrió ningún cambio entre sus hombres importantes, tras el hundimiento de Froome la víspera, que perdió más de dos minutos respecto a Quintana. "Hay que tener los pies bien puestos en la tierra porque quedan días muy duros", advirtió, no obstante, el ciclista colombiano, que cuenta con una cómoda ventaja para lograr llevarse el triunfo final el domingo en Madrid.

El colombiano considera que tendrá que "vigilar no sólo a Froome sino también a Contador, que aunque está lejos siempre he dicho que no se le puede dejar respirar". "El problema es que a mí no me dejan demasiado margen, pero, bueno, seguiremos viendo cómo responden las piernas y leyendo el libro día a día, para ver hasta dónde podemos ir", dijo este lunes Contador, que marcha cuarto en la general a 4:02. de Quintana.

El martes toca día de descanso antes de que el jueves se dispute la 17ª etapa de 177,5 km entre Castellón y el alto de Mas de la Costa, aunque antes, el pelotón deberá subir dos puertos de segunda categoría y otro de tercera.