El Comercio

Triunfo contundente en Mareo

Pablo, a la izquierda, celebra con Claudio uno de los goles.
Pablo, a la izquierda, celebra con Claudio uno de los goles. / P. UCHA
  • El Sporting B golea al Urraca tras encarrilar el duelo en la primera mitad y demuestra su fortaleza como equipo local

El Sporting B se siente cómodo en Mareo. El filial rojiblanco goleó al Urraca (6-2) en un partido que dejó encarrilado en la primera mitad con un triplete de Pablo y otro gol de Jaime Santos. En la segunda mitad, Claudio y Rubén cerraron el marcador. Los de Posada de Llanes, salvo por sus dos goles anotados al aprovecharse de sendos despistes defensivos, apenas inquietaron la meta defendida por Dani Martín y terminaron el partido con nueve jugadores tras la lesión de dos de sus futbolistas cuando ya habían agotado todos sus cambios.

Muy enchufado desde el inicio, el Sporting B obtuvo pronto su recompensa tras dos avisos previos sobre la meta visitante. A los ocho minutos de juego, Pablo inauguró el marcador, y su cuenta particular, al rematar dentro del área pequeña, solo, una asistencia de Claudio, de cabeza, tras un centro de Pedro.

Los mismos protagonistas participaron en el segundo tanto rojiblanco dos minutos después. Pablo remató al fondo de la red un centro de Claudio para echar tierra de por medio en el marcador.

El Urraca recortó distancias cuando todavía no se había cumplido el cuarto de hora de juego. Damián se aprovechó de un error del meta Dani, que no atajó bien un balón centrado al área. La pelota se le escapó de las manos y el jugador visitante anotó a puerta vacía.

El Sporting B no acusó el gol recibido y mantuvo el dominio del balón. Los rojiblancos presionaban muy arriba y buscaban las contras rápidas. En una de ellas lograron el tercer gol. Fruto de esa presión, el Urraca perdió el balón en su propio campo, en una zona muy comprometida. Claudio condujo el balón, solo, hasta plantarse ante el meta visitante. El ariete asistió hacia un lado, donde llegó Jaime Santos para marcar a placer. Se trataba del tercer tanto del filial rojiblanco y la tercera asistencia de Claudio.

El 4-1 llegó casi al filo del descanso. De nuevo fruto de una recuperación con salida rápida hacia la meta rival. El contragolpe, conducido por un veloz Cayarga fue culminado por Pablo, que batió al meta visitante con un disparo a media altura.

En la segunda mitad se mantuvo el dominio local, aunque fue el Urraca el equipo que golpeó primero en esta ocasión. Un balón peleado por Argüelles terminó en los pies de Damián, quien remató raso y cruzado. Dani se estiró para despejar, pero Jordán estuvo muy atento al rechace para anticiparse y remachar al fondo de la red el segundo de su equipo.

A partir de ese gol, el Sporting B no permitió más ocasiones para la reacción del Urraca. Una internada de Cayarga terminó con un centro-chut que tocó Claudio para establecer el 5-1 en el segundo palo. Ya en el tramo final, en una acción similar a la anterior, Nacho centró raso para que Rubén Sánchez anotase el definitivo 6-2.