El Comercio

El Llaranes tumba al Avilés B

Meana trata de controlar el cuero con Castaño al lado y presionado por los locales Nacho y Noel.
Meana trata de controlar el cuero con Castaño al lado y presionado por los locales Nacho y Noel. / MARIETA
  • Dos penaltis anotados por Isra encarrilaron una justa victoria granate que certificó Nacho

Con un buen ambiente y en un campo duro como una piedra y la hierba en malas condiciones, el Llaranes despachó la visita del Avilés B al Muro de Zaro (3-0), que llegaba como líder y que sufrió un buen revolcón por parte del equipo granate, justo ganador de un partido que se abrió tras el descanso con dos penaltis casi seguidos transformados por Israel Quintanilla.

El Llaranes tomó desde el inicio las riendas del juego, sin dejar que el Avilés B tomara iniciativas en ataque. Las llegadas más peligrosa del equipo de Del Bosque fueron un remate fuera de Ángel, un gol anulado por dudoso fuera de juego a Noel y una marcha atrás del colegiado al señalar una mano como penalti que, tras consultar con el línea, se quedó en mano al borde del área.

Pero el punto fatídico iba a ser el protagonista de la ruptura del partido. Con los locales más dinámicos en su juego, el premio llegó con dos penas máximas bastante claras por faltas en el área a Ángel e Iker. Isra los transformó de la misma forma, a la derecha de Rubén Llosa. Pese a intentarlo, el conjunto de José Manuel Muñiz no pudo meterse en el partido con un gol, claudicando de manera definitiva en el minuto 72 cuando Nacho, en jugada personal, ponía el inapelable 3-0 con el que el Llaranes tumbó al Avilés B.