El Comercio

La asamblea de los artilleros en Asturias

  • La novena gala del Trofeo Quini, que acoge el Bal Hotel en Quintueles, premia a los máximos goleadores de las distintas categorías del fútbol del Principado

Una sonrisa, muestra de su felicidad, delata a sus autores cada vez que ven al balón abrazar la red. El gol es sinónimo de alegría y de objetivo cumplido. Una muestra de puntería que contribuye a la consecución de los logros colectivos y que para lo más certeros viene con un premio añadido. Los artilleros más prolíficos del fútbol y los clubes asturianos en todas las categorías reciben el premio a su magnífico desempeño durante toda la temporada con el Trofeo Quini, otorgado por la Federación de Peñas Sportinguistas y EL COMERCIO.

El Bal Hotel de Quintueles albergará desde las siete y media de esta tarde una gala que se ha convertido en un clásico del fútbol del Principado para galardonar a sus jugadores con mayor olfato. Jóvenes en formación comparten satisfacción con futbolistas profesionales en los que ven a referentes sobre los que guiar sus incipientes trayectorias y expertos regionales en perforar redes reciben su reconocimiento e inmortalizan su pegada al recoger su trofeo de manos de una institución legendaria del gol como Quini.

En un acto presentado por Leli Rubiera, jefe de prensa sportinguista, veintiún futbolistas verán premiado su rendimiento anotador en la pasada campaña. Seguirán así la senda de premiados que en su día transitaron estrellas de talla internacional como Villa y Michu o jóvenes valores del fútbol nacional que buscan refrendar todo el talento que agrupan sus botas como Carlos Castro o Manu García, quien tras brillar en Mareo completó su formación en la lujosa academia del Manchester City y ahora busca dar impulso a su prometedora trayectoria en la élite del fútbol español de la mano del Alavés.

Otros como Saúl Berjón y Adrián López, que con su olfato goleador se han ganado aparecer en la lista de vencedores de esta novena edición han realizado el camino inverso a la perla que el club inglés ha prestado al conjunto vitoriano y tras poner rumbo este verano a México y Portugal no podrán estar esta tarde en Quintueles. La madre del exfutbolista del Eibar y el padre del atacante del Oporto recogerán en su nombre el premio en una ceremonia en la que representantes de todas las formaciones políticas y las autoridades de los cuerpos de seguridad del estado arroparán a los artilleros más prolíficos en la gran fiesta del gol en Asturias.

Tampoco faltarán a la cita los dos grandes clubes de la región, el Sporting y el Real Oviedo, que además de sus máximos anotadores cuentan con arietes de su cantera en el elenco de premiados. La plana mayor de ambas entidades, con sus respectivos presidentes a la cabeza, volverán a confluir con la voluntad común de mostrar su respaldo a quienes más porteros han batido a lo largo de una campaña en la que han dejado su impronta a pesar del dispar desenlace en el colectivo.

A algunos como Sergio Ríos, Pablo Espina o Claudio sus definiciones certeras les valieron para dar un paso al frente en sus carreras deportivas este verano además de engalanar sus vitrinas personales y a otras como Iris o Isina la distinción supone un consuelo dentro de una campaña complicada en la que tuvieron que afrontar el sabor amargo de un descenso. Esta tarde todos cambiarán su tradicional indumentaria deportiva por un atuendo más distinguido para recoger el fruto sembrado jornada tras jornada en la asamblea de artilleros en Asturias que orquestan la Federación de Peñas Sportinguistas y este diario.