El Comercio

corrupción

La FIFA investiga a Blatter y Valcke por «enriquecimiento personal»

Joseph Blatter comparece ante la prensa.
Joseph Blatter comparece ante la prensa. / EFE
  • El organismo que ahora preside Infantino sospecha que se repartieron más de 70 millones de euros a través de contratos y comisiones

Joseph Blatter, expresidente de la FIFA, y dos de sus antiguos máximos colaboradores, ¿son culpables de «enriquecimiento personal»? Después de afirmar en junio que se repartieron 80 millones de dólares (71,5 millones de euros), la FIFA anunció este viernes haber abierto una investigación en su contra.

El organismo mundial del fútbol muestra así su voluntad de castigar a sus antiguos responsables, en el marco de la limpieza de la institución emprendida por el nuevo presidente Gianni Infantino, después de que ésta se viera sacudida por un gran escándalo de corrupción.

La justicia interna de la FIFA anunció el viernes haber abierto esta investigación por las sospechas de «conflicto de intereses» y «corrupción» contra Blatter, su antiguo secretario general, el francés Jerome Valcke, y el alemán Markus Kattner, antiguo director financiero.

Según la FIFA, los tres hombres se repartieron la suma a través de contratos y compensaciones a lo largo de los últimos cinco años «en un esfuerzo coordinado de enriquecimiento personal».

Blatter cuestiona la decisión

La instancia suprema del fútbol indicó en junio que aportó esa información a la justicia suiza, y que lo haría con la estadounidense. «Algunos contratos contienen algunas disposiciones que podrían violar el derecho suizo», explicaba entonces la FIFA en relación a las cláusulas y sistemas de bonificaciones de los tres acusados.

Entre otros ejemplos, la FIFA afirmó que Valcke y Kattner se beneficiaron en 2011 de «prolongaciones de contrato de 8,5 años hasta 2019» con «generosas primas de salida que les garantizaban el cobro íntegro, hasta 17,8 millones de dólares, y 9,9 millones de dólares respectivamente, en el caso de que cesase su relación laboral con la FIFA si Blatter no fuese reelegido».

La AFP intentó contactar este viernes con Blatter, que no quiso realizar ninguna declaración al respecto. Pero según su entorno, tanto él como Kattner ponen en duda las acusaciones vertidas contra ellos, asegurando que las cantidades no son exactas ya que gran parte de ese dinero no llegó hasta ellos.

Esas mismas fuentes ponen de manifiesto que esas cláusulas fueron aprobadas por los órganos competentes de la FIFA, y que las cantidades figuran en los informes financieros anuales de la FIFA, auditados por el despacho KPMG.

Webb sancionado de por vida

Blatter fue suspendido ocho años por la Comisión de Ética de la FIFA por el controvertido pago a Michel Platini de 1,8 millones de euros en 2011, por un trabajo de asesoría sin que mediase contrato escrito. La sanción fue reducida a seis años, y Blatter recurrió ante el Tribunal Arbitral de Deporte (TAS), que aún no ha emitido su dictamen.

Platini vio reducida su suspensión a cuatro años por el TAS

Valcke fue despedido por la FIFA por su presunta implicación en la reventa de billetes del Mundial-2014, y fue suspendido por 12 años de toda actividad ligada al fútbol, reducidos a 10 años tras un recurso.

Además, Jeffrey Webb, antiguo dirigente de la Confederación de América del Norte, Central y Caribes (CONCACAF) y uno de los protagonistas del escándalo que sacudió la FIFA, fue suspendido este viernes de por vida por la instancia suprema del fútbol.

Webb, de 51 años, originario de las Islas Caimán, había sido suspendido provisionalmente en mayo de 2015 por la Comisión de Ética, que había abierto una investigación en su contra.

Acusado de «conflicto de intereses» y «corrupción», fue suspendido de por vida por la cámara de Juicio de la Comisión de Ética de la FIFA.

Extraditado a Estados Unidos luego de su detención en mayo de 2015 en Suiza, el exmandatario de la CONCACAF fue declarado culpable por la justicia estadounidense por malversación, fraude, chantaje, y blanqueo de dinero.

Webb, que llevaba un elevado tren de vida, alcanzó un acuerdo con la justicia estadounidense, por el que aceptaba el pago de 6,7 millones de dólares de multa. Su pena definitiva será fijada en noviembre.

En total, 40 dirigentes de federaciones de fútbol y empresarios están en el punto de mira de la justicia estadounidense, acusados de haber recibido sobornos en el mayor escándalo de corrupción de la historia del fútbol.