El Comercio

El Atlético desarma al Celta con una gran segunda parte

El Atlético de Madrid sumó su primera victoria de la temporada después de imponerse por un contundente 0-4 al Celta, en un partido en el que supo sufrir y trabajar en la primera parte y en el que se convirtió en una apisonadora en la segunda, muy superior a su rival.

Perdonó el equipo gallego en el primer tiempo y, como le había pasado el año pasado ante el Atlético, lo pagó en el arranque del segundo acto, cuando Koke remató un gran centro de Griezmann. Ese gol destrozó al Celta y agigantó a los madrileños, que se adueñaron del centro del campo.

El francés Gameiro, pudo sentenciar pero su remate, a puerta vacía, se marchó fuera. Un error que enmendó poco después su compatriota Griezmann con un espectacular cabezazo para terminar de tumbar al Celta, que acabaría por entregarse a su rival, que aún marcó dos goles más: otro de Griezmann y uno del argentino Ángel Correa en los últimos minutos.