El Comercio

El Lealtad se pone colíder

  • Los de Aguirre derrotaron al Guijuelo tras adelantarse dos veces

El Lealtad ratificó su buen momento de forma con un ajustado triunfo sobre el Guijuelo, que, al igual que los negrillos, llegaba invicto a Les Caleyes. Los maliayos sumaron su segunda victoria consecutiva, tras la conseguida en Mieres, y finalizan la jornada en segunda posición, empatados a puntos con el líder, el Racing de Santander.

El técnico local, Roberto Aguirre, mantuvo el sistema 4-2-3-1 e introdujo un único cambio respecto al pasado domingo. Álvaro Muñiz sustituyó en el doble pivote al lesionado Adrián Llano.

El partido comenzó muy igualado, sin un dominador claro, y con una continua alternancia en el juego. Ninguno de los dos equipos conseguía imponerse en una dura pelea en la medular, con escasas llegadas a las áreas. La primera ocasión, de hecho, no llegó hasta el minuto 20, con una internada de Jonxa Vidal que remató en el corazón del área Pino a las manos de Javi Porrón. La réplica local no pudo ser mejor. Una falta lateral botada por Róbert, casi en la posición del córner, la cabeceó al fondo de la red Álex Blanco desde el segundo palo.

El Lealtad dejó la posesión al Guijuelo, que fue dueño del balón, pero no inquietó a Javi Porrón en el primer acto, lo que hizo que se llegara al descanso con el 1-0.

El conjunto salmantino dio un paso al frente en la reanudación y, a los cinco minutos del segundo acto, Keko derriba a un atacante del Guijuelo en el área y el árbitro señala la pena máxima. El capitán visitante, Jonathan, fue el encargado de devolver las tablas al marcador. Engañó con un lanzamiento por el centro a Javi Porrón, que fue el último portero de las tres primeras categorías del fútbol español en encajar un gol esta temporada.

Con rapidez

El partido empezaba de nuevo y el Lealtad no se conformó con el empate. Consiguió el segundo tras una buena combinación de Álvaro Muñiz con David Grande, que, con un zurdazo ajustado desde la frontal, batió a Kike Royo por el palo largo.

Al contrario que en el primer acto, los locales no retrasaron tanto sus líneas y disputaron más la posesión a un Guijuelo que en ningún momento se puso nervioso y trataba de llegar a las inmediaciones de Porrón con un juego elaborado, neutralizado por la ordenada defensa de los de Roberto Aguirre. Las ocasiones más claras del conjunto chacinero fueron dos remates desde la frontal del área. El más peligroso, en el minuto 71, con la firma de Jonxa Vidal, que Javi Porrón desvió a córner con una buena mano.

El Lealtad supo contener la presión visitante en los minutos finales y conseguir los tres puntos ante un buen equipo como el Guijuelo. Los maliayos finalizan la cuarta jornada en lo más alto de la tabla junto al Racing de Santander, que será el próximo equipo que visite Les Caleyes el domingo 25 de septiembre, a las 17 o 17.30 horas. El próximo compromiso del Lealtad será en tierras navarras, visitando por primera vez a la Unión Deportiva Mutilvera, el domingo, a las 17 horas.