El Comercio

Jaime, a la izquierda, celebra uno de sus dos goles, junto a varios compañeros.
Jaime, a la izquierda, celebra uno de sus dos goles, junto a varios compañeros. / J. M. PARDO

El Caudal rompe la sequía en el Hermanos Antuña

  • Jaime y Annunziata firmaron la remontada mierense y la primera victoria como local

El Caudal logró la primera victoria en el Hermanos Antuña de la temporada después de darle la vuelta a un marcador adverso. Los jugadores de Iván Ania llevaron el peso del partido ante un Osasuna B (3-1) que, pese a todo, se adelantó en el marcador con un tanto de Barja.

A los seis minutos tuvo lugar el primer acercamiento local. Una jugada en combinación entre Javi Sánchez y Annunziata llegó a los dominios de Jaime, pero su disparo acabó en las manos del meta Álvaro.

No tardó en llegar una nueva ocasión para los caudalistas. Jaime puso un balón al centro del área, allí apareció Annunziata para fusilar, pero la estirada del portero visitante evitó que los mierenses subiesen el primero tanto al marcador.

El Caudal insistía sobre la meta osasunista. Así, a la media hora de juego, Saavedra cabeceó un centro de Jaime tras un saque de esquina, pero el remate acabó en los guantes de Álvaro. Acto y seguido, se produjo el primer aviso del filial. Nuha remató un balón dentro del área pequeña que acabó en el fondo de la red. No obstante, el colegiado invalidó la jugada por falta del atacante sobre Bussmann.

Fue el preámbulo del tanto visitante porque, pocos minutos después, Osasuna B se aprovechó un robo de balón en el centro del campo. Díaz se deshizo de Cristian, puso un balón en la frontal del área, donde apareció Barja, libre de marca, para adelantar a los rojillos. Los mierenses protestaron una falta de Irigoyen sobre Quero en la recuperación del filial, pero esta vez el gol sí subió al marcador.

Justo antes del descanso llegó la jugada para la polémica. Javi Sánchez se internó dentro del área y su disparo fue desviado con la mano por Galarza. El árbitro no señaló nada y con el 0-1 se alcanzó el final del primer tiempo.

Tras el paso por los vestuarios, Jaime, completamente solo ante Álvaro y después de una buena jugada, desaprovechó una clara ocasión para empatar el encuentro. Buscaba con insistencia el Caudal el tanto del empate. A la salida de un córner, Óscar Pérez probó fortuna con un potente disparo desde la frontal, pero nuevamente el cancerbero navarro se encargó de desbaratar el peligro.

La recompensa para los mierenses, sin embargo, no tardó en llegar. Una falta muy cerca del vértice derecho del área de Álvaro fue aprovechada por Jaime, quien, con un disparo providencial, alojó el esférico lejos del alcance del meta del filial.

Poco después del gol, Iván disfrutó de una clara ocasión para los navarros. Tras un saque de esquina desde la izquierda, el balón le llegó al central y el remate de este fue blocado por Bussmann. Acto y seguido se produjo una buena jugada en combinación entre Quero, Javi Sánchez y Annunziata, que acabó con un disparo del canario que ponía el balón lejos del alcance de Álvaro y situaba a los de Ania por delante en el marcador.

A la contra

Tras el gol caudalista, el filial buscó la igualada y se volcó sobre la meta de Bussmann, algo que apunto estuvo de aprovechar el Caudal con la salida a la contra de Roni. En una de esas jugadas, el delantero bajó un balón con el pecho para dejárselo en franquicia a Jaime, que hizo el tercero y el segundo en su cuenta particular.

El Caudal sumó al final la victoria como local de la temporada y lo realizó firmando una remontada, como ya hizo en la segunda jornada de Liga en El Plantío.