El Comercio

El Mirandés frena la reacción del Rayo y continúa invicto

Un grotesco error de Toño desniveló el duelo en Anduva entre el Mirandés y el Rayo a favor de los locales, que con su triunfo (2-1) ayer continúan invictos y ascienden hasta la cuarta plaza. El cancerbero del conjunto franjirrojo se confió al bajar el balón al césped para ejecutar un saque largo y su golpeo rebotó en un pícaro Guarrotxena, que aprovechó el balón suelto para enviarlo al fondo de la red y dejar sin premio la reacción vallecana, que había neutralizado por medio de Embarba al filo del descanso el tanto de Pedro para inaugurar el marcador.

El conjunto dirigido por José Ramón Sandoval, que había tomado aire al lograr el primer triunfo liguero de la temporada en la anterior jornada ante el Mallorca, cae a la zona de descenso, de la que queda al borde el Real Oviedo tras su derrota en Getafe. No abandona ese temido cuarteto de cola el Mallorca, que continúa en él pese a superar por la mínima (1-0) al Girona en el encuentro que cerró la quinta jornada en Segunda.

Antes de alcanzar el ecuador de la primera mitad, una falta lateral lanzada por Culio y desviada por Longo fue suficiente para que los baleares abrochasen su primer triunfo de la temporada. También logró esa anhelada meta el Sevilla Atlético, que se aleja de la zona baja de la clasificación tras vencer a un Huesca que apenas opuso resistencia en el Sánchez Pizjuán.

El filial sevillista fue de menos a más en el choque para decantarlo a su favor en un lapso de cinco minutos, el tiempo que transcurrió entre los goles de Curro y Carrillo. El primero, talentoso mediapunta, abrió el marcador con un potente zurdazo para aprovechar un servicio de Ivi desde la derecha y remató la faena al conectar con el ariete, que sentenció el triunfo hispalense en una jornada en el que no se registró ningún empate,

Se encaminaba a finalizar sin vencedor el duelo disputado en Almería entre los andaluces y el Tenerife, pero los canarios pudieron sumar por partida triple a domicilio por primera vez esta temporada con un solitario tanto en la recta final. Un contragolpe conducido por el rápido Amath lo culminó con un centro despejado hacia el fondo de su portería por Ximo Navarro, que con esa acción desafortunada rompía dos dinámicas, la condición de invicto de su equipo delante de su afición y la orfandad de victorias del cuadro 'chicharrero' lejos de su estadio.

Los de Martí encontraron en los últimos minutos del choque el premio del gol, para el que habían desplegado amplios méritos desde los primeros compases del partido y refrendaron la mejoría en su juego con su segundo triunfo consecutivo, que les impulsa hasta la octava posición.