El Comercio

Pablo Fernández disputa el balón con un rival.
Pablo Fernández disputa el balón con un rival. / P. CITOULA

Fútbol

El Sporting B consigue una trabajada victoria

  • El filial mantiene el pleno de triunfos en Mareo tras ponerse el mono de trabajo y doblegar al Lenense con goles de Álvaro y Rubén

El Sporting B tuvo que ponerse el mono de trabajo para doblegar a un correoso Lenense en un intenso partido (2-0), en el que ambos conjuntos terminaron con diez jugadores sobre el campo. Con esta victoria, el filial rojiblanco mantiene el pleno de victorias en Mareo y persigue la estela del Avilés en la pelea por el liderato de la categoría. Álvaro, a la media hora de juego, y Rubén Sánchez, en el tramo final del partido, fueron los goleadores.

El encuentro comenzó con ritmo. El Lenense tapaba bien los espacios para impedir que el Sporting B generase ocasiones claras de peligro. Los rojiblancos lo intentaron con algún disparo desde fuera del área, pero sin poner en aprietos al meta Jano. Solo Pablo, al cuarto de hora, probó los guantes del portero visitante con un disparo raso, tras recibir la asistencia de Claudio.

A la media hora de partido, el filial rojiblanco rompió la igualada. Cristian Salvador envió un pase a la frontal del área, donde Álvaro controló y sacó un fuerte disparo ajustado al palo, ante el que nada pudo hacer Jano.

El Lenense trató de reaccionar con una rápida contra. Keke recibió un balón en largo enviado por su guardameta y se plantó en el área rojiblanca, aunque su centro fue cortado por Juan Rodríguez.

El duelo aumentó todavía más su intensidad, y al filo del descanso el Sporting B se quedó con diez hombres, tras la expulsión de Cristian Salvador. El centrocampista rojiblanco vio la roja directa tras cometer una falta en el borde del área, que el colegiado interpretó como agresión a un rival. En el lanzamiento de esa falta, Pablo Sánchez estrelló su disparo a la barrera.

Nada más arrancar la segunda parte, Claudio tuvo una clara ocasión que puso el «¡uy!» en la grada. El ariete rojiblanco se llevó el balón y se plantó ante Jano, quien despejó su disparo con el pie.

Control con uno menos

A pesar de jugar con uno menos, el Sporting B se había hecho con el control del balón y dominaba el juego, además de contar con varios remates a puerta. De nuevo Jano evitó el segundo tanto al despejar a córner un remate de Álvaro, poco después se equilibraron las fuerzas tras la expulsión de Pelayo, al ver la segunda amarilla, mientras que Isma Cerro sacó un disparo que se marchó rozando la escuadra de la meta rival.

El partido encaraba ya su tramo final cuando Rubén Sánchez aprovechó un buen balón enviado por Claudio al área para establecer el segundo gol sportinguista, tras picar el balón por encima de Jano.