El Comercio

España busca ante Kazajistán una plaza en los cuartos del Mundial

El seleccionador español de fútbol-sala, José Venancio López, dijo ayer que el partido de esta noche (00.30 horas) frente a Kazajistán, de los octavos de final del Mundial de Colombia, será de «dificultad extrema». «Estamos hablando de un partido con una dificultad extrema, será a cara o cruz, no se puede cometer ningún error», declaró el técnico en Medellín, una de las sedes del torneo.

El preparador señaló que, después de hacer una fase de grupos perfecta con nueve puntos, su equipo llega en óptimas condiciones a la confrontación ante los kazajos, en el Coliseo Iván de Bedout, por un lugar entre los ocho mejores de la competición. Aseguró que sus jugadores tienen muy claro que esta fase de la competición es la «decisiva porque no hay posibilidad de rectificación». El seleccionador español dijo que el duelo contra Kazajistán será «la primera final» de su equipo y recalcó que «tenemos nuestras armas y la virtud será hacer que el partido se juegue como queremos».