El Comercio

Dani Peláez lidera el triunfo cearista

Dani Peláez, bigoleador frente al Urraca, trata de frenar el avance de un jugador local.
Dani Peláez, bigoleador frente al Urraca, trata de frenar el avance de un jugador local. / NEL ACEBAL
  • Un doblete del centrocampista gijonés permitió a los de Tino del Corzo remontar el tempranero tanto del Urraca y enlazar su segunda victoria

El Ceares sumó en el feudo del Urraca su segundo triunfo consecutivo, que le permite alejarse de la zona de descenso para aproximarse al ecuador de la tabla. Un doblete de Dani Peláez permitió a los gijoneses darle la vuelta a un marcador en el que se le puso cuesta arriba en el segundo minuto de choque.

El conjunto de Posada de Llanes golpeó primero. Lo hizo gracias a un buen pase de Íñigo sobre Langarica, que centró al área y su servicio lo cabeceó Damián para batir a Davo. Poco le duraría la alegría a los locales, ya que en el minuto dieciséis Dani Peláez, con un fuerte disparo pegado a la cepa del poste, consiguió batir al debutante Pablo.

El Urraca era dueño del balón, pero no conseguía materializar las ocasiones de las que dispusieron Íñigo, Langarica y Vicente. En el minuto 33 llegó el golazo de la jornada. Dani Peláez vio adelantado a Pablo y logró batirle con un espectacular golpeo desde el centro del campo para firmar su doblete y completar la remontada.

Tras ponerse por delante en el marcador, el Ceares se cerraba muy bien atrás y desbarataba cualquier ocasión que pretendía generar el Urrraca. A falta de dos minutos para el descanso, los de Tino del Corzo lograron el 1-3 desde los once metros, al transformar Jorge Cayarga una pena máxima.

Después del descanso, el Urraca salió confiando en la remontada y se hizo dueño del balón, pero sin lograr acercarse con peligro a la portería de Davo. El Ceares resistía, bien pertrechado atrás. Debido a que el Urraca adelantó mucho sus filas, el Ceares aprovechaba las jugadas a la contra y logró generar dos buenas oportunidades para ampliar su renta en el marcador.

Las más claras se hicieron esperar. Llegaron en el tiempo de prolongación, con dos disparos consecutivos para formar el epílogo de un resultado abultado para los méritos realizados por ambos equipos en La Corredoria en un encuentro que supuso el debut en la portería local del cancerbero juvenil Pablo, que realizó un buen papel, pero no pudo evitar el segundo triunfo consecutivo del Ceares, que enmienda un mal inicio de campaña que le había relegado al fondo de la tabla.