El Comercio

Un lance del encuentro disputado en El Frontón.
Un lance del encuentro disputado en El Frontón. / PALOMA UCHA

El Industrial se impone al Luarca en el último suspiro

  • El conjunto valdesano se mostró más fuerte en el segundo tiempo

El Gijón Industrial ganó por la mínima y con algo de fortuna a un Luarca que, por méritos, debió sumar al menos un punto.

El partido fue de escasa calidad en la primera parte, en la que no hubo un dominador claro y el juego transcurrió mayoritariamente en el centro del campo sin que apenas se creasen ocasiones de peligro. La más clara se produjo en el minuto 35, tras un centro desde la izquierda de Kike que Hugo remató de volea y el balón se estrelló en un contrario cuando ya se cantaba el gol.

Tras el descanso fue el Luarca el que salió más entonado y pronto dispuso de una gran ocasión para inaugurar el marcador a raíz de un saque de esquina botado por Héctor que remató en primera instancia Urraca y el balón, tras pegar en un contrario quedó muerto en el área pequeña. En el barullo que se produjo a continaución Charly volvió a despejar bajo palos y, por último, hubo un remate que repelió el travesaño.

Lo siguió intentando el conjunto visitante que dispuso de otra buena oportunidad para marcar en el minuto 51, en una internada por banda derecha de Khai que culminó con un buen centro que Héctor remató desviado.

La réplica del conjunto fabril llegó en el minuto 67, en una buena jugada protagonzada por Borja, quien llegó hasta la lína de fondo y cedió a Hugo, quien remató a las manos de Bruji.

Cuando parecía que el encuentro iba a terminar sin goles llegó el único tanto del encuentro, transcurridos ya seis minutos del tiempo añadido. La jugada se inició con una pared entre Pajín y Santi que finalizó con un «pase de la muerte» a Yari, quien, de espuela, envió el esférico al fondo de las mallas de la portería defendida por Bruji.

Los gijoneses lograron así un triunfo no demasiado brillante pero sí importante, ya que le permite auparse al segundo puesto de la tabla clasificatoria y mantenerse entre los aspirantes al ascenso.